La Ciudad

Otro clásico del verano: crecen los reclamos por estafas con alquileres temporarios

Esta temporada no sólo se denuncian estafas con propiedades de la costa o las sierras, sino con viviendas de localidades cercanas como Funes o Roldán

Miércoles 13 de Enero de 2021

El departamento se veía cómodo, estaba cerca del mar, el precio no era excesivo y sus dueños parecían confiables. Sin embargo, a los pocos días de que una pareja de rosarinos transfiriera una seña para el alquiler, los titulares del inmueble dejaron de contestar mensajes a través de Instagram, no atendieron más el celular y las averiguaciones sobre la cuenta bancaria arrojaron que había sido cerrada por un organismo público que había recibido denuncias de estafa. En pocos días, el proyecto de salir de vacaciones se convirtió en un dolor de cabeza.

Este es uno de los tantos casos que, desde el comienzo de la temporada de verano, llegaron hasta la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor. Según afirma el coordinador del Consejo Asesor de la Vivienda, Ariel D‘Orazio, las consultas empezaron a crecer en diciembre y no sólo involucraron inconvenientes con el cumplimiento de los contratos sino verdaderas estafas, como el alquiler de propiedades inexistentes a través de publicaciones en redes sociales como Instagram o Facebook.

“Esto no es algo novedoso. Hace un tiempo que se vienen viendo este tipo de estafas, sobre todo relacionadas con las redes sociales, que son un terreno fértil en el cual la gente desprevenida termina cayendo en un ardid y depositando dinero a una persona que promociona un inmueble que no existe, no es de su propiedad o está ocupado por otros inquilinos”, advierte el funcionario.

Sin ir muy lejos

Este verano, marcado por la pandemia de coronavirus, pasar las vacaciones sin alejarse mucho de Rosario fue una opción muy atractiva para quienes quisieron descansar sin preocuparse por los protocolos o controles sanitarios. Por eso, los alquileres de casas con pileta -en localidades tradicionales como Funes y Roldán y también otras menos frecuentes como Arroyo Seco o Pueblo Esther- fueron muy demandados. La oferta quedó chica y en algunos casos los precios hasta se duplicaron.

Por eso, este año muchos de los reclamos recibidos en la Oficina del Consumidor no involucran la contratación de propiedades en la costa atlántica o las sierras cordobesas, sino también casas con pileta a pocos kilómetros de Rosario.

“Aquí también hemos visto casos en los que, después de depositar una seña, la persona con quien se estuvo haciendo la operación desaparece o el inmueble no existe”, apunta D´Oracio y explica que en estos casos se debe realizar la denuncia en el Ministerio Público de la Acusación ya que se trata de una estafa.

Otro tema son los conflictos generados en los contratos. Hay viviendas que no cumplen con las comodidades o servicios que se promocionan. Por ejemplo, la pileta o el parque son tan lindos como en las fotos, pero hay que compartirlos con otras familias porque la vivienda forma parte de un condominio. O los gastos extras que se suman al alquiler, como el mantenimiento del parque o la piscina o el uso de internet.

Según el encargado del área de vivienda de la Oficina del Consumidor, este tipo de reclamos son muy frecuentes en Funes o Roldán. “Hay personas que relatan que alquilaron una propiedad por un fin de semana y cuando llegan se encuentran con otro grupo que también reservó otra parte del lote y tenían que compartir pileta y quincho. También que se intenten facturar gastos de mantenimiento de la vivienda o proporcionales de luz, gas o internet”, relata.

Recomendaciones a la hora de alquilar

Por eso, al inicio de la temporada, desde el organismo pusieron a circular una serie de recomendaciones para tener en cuenta antes de alquilar un inmueble estas vacaciones.

D'Orazio remarca que en el caso de localidades cercanas siempre es mejor acercarse al lugar y asegurarse de que la persona con quien se acuerda el alquiler sea el titular del inmueble o un corredor inmobiliario autorizado. Para asegurarse, dice, se pueden pedir los títulos de propiedad o las facturas de algún servicio.

Si interviene una empresa inmobiliaria, también se puede verificar que la misma este matriculada en el Colegio de Corredores Inmobiliarios.

Otros puntos a tener en cuenta son:

. Solicitar un teléfono fijo, para comprobar a través de la web que coincida la información con la dirección física del inmueble y los datos del titular que será quien deberá figurar en el contrato. También solicitar facturas de servicios de la propiedad.

. Es imperioso pedir inventario previo de la casa y también contrato, para evitar sorpresas y/o exigencias desmedidas al finalizar el plazo del alquiler.

. Si la propiedad se encuentra en una localidad vecina (Funes, Roldán, Pueblo Esther, Granadero Baigorria) se recomienda ir y corroborar que quien alquila sea el dueño, que la casa esté desocupada y las condiciones en que se encuentra la misma.

. Cerciorarse que los servicios estén incluidos en el precio, ya que de no encontrarse incluidos, se abonan aparte, encareciendo el valor final.

. Pagar seña y no la totalidad del alquiler pactado, el que deberá completarse, al momento de ingresar al inmueble.

La oficina del Consumidor funciona en Córdoba 852. También se reciben reclamos por teléfono (0800-666-8845), correo electrónico (oficinaconsumidor@concejorosario.gov.ar), Instagram (@rosarioconsumidor) o Facebook (Defensa Consumidor Rosario).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS