La ciudad

Otra vez debieron clausurar un sector del Instituto Politécnico

Fue por caídas del cielo raso en la segunda escalera del Instituto Politécnico General San Martín. Hace diez días había ocurrido lo mismo en la principal.

Viernes 10 de Julio de 2015

Los alumnos del Instituto Politécnico General San Martín volvieron a advertir sobre la “crítica situación edilicia de la escuela”. A sólo diez días de que la escalera principal de la institución debiera ser clausurada por problemas de desprendimientos en el cielo raso, ayer la segunda escalera que tiene el edificio de Ayacucho y Pellegrini también tuvo que ser cerrada. “La preocupación es que a la primera la rehabilitaron y nadie nos da la certeza ni la seguridad de que haya sido solucionado el problema, y ahora hay situaciones de riesgo también en el otro sector”, destacó Luciana Osuna, presidenta del Centro de Estudiantes. Con el inicio del receso invernal, todo quedará en stand by hasta tanto se retomen las actividades, pero Osuna ya adelantó que en las próximas semanas pondrán en marcha una campaña de junta de firmas.
  Las condiciones del edificio que el instituto comparte en la misma manzana con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) viene dando que hablar. A la falta del servicio de gas, se sumó en abril la clausura de los talleres por problemas de infraestructura y en los últimos diez días fueron los techos sobre de las escaleras los que dieron que hablar.
Las escaleras. Desde el Centro de Estudiantes recordaron que el 29 de junio pasado “se denunció públicamente la caída de parte de los techos de la escalera principal y su nueva habilitación no estuvo acompañada ni por una explicación de las autoridades, ni por ninguna garantía de la seguridad en ese sector”, y señalaron que ahora “hay nuevos problemas en la escalera secundaria, la cual fue utilizada por el total de los estudiantes durante los días en que permaneció clausurada la principal, con el cielo raso a punto de desprenderse”.
  La nueva situación de riesgo fue detectada el miércoles, luego de que 300 adolescentes transitaran por ese ascenso y descenso hacia las aulas del 1º, 2º y 3º pisos. “Alguien notó que el cielo raso estaba por ceder y entonces forzaron la caída para evitar males mayores, y clausuraron ahora esa escalera”, indicó Osuna.
  Si bien hay un tercer acceso a las aulas, sólo llega al primer piso. “Las dos escaleras que van a los salones del 2º y 3er. pisos están con problemas, nadie los explica nada ni nos da garantías sobre la seguridad en esos espacios”, reclamó la presidenta del centro.
  Sin embargo, esos no fueron los únicos inconvenientes. “Parecen problemas menores, pero no lo son: en el aula 6 del 2º piso el techo cedió y comenzó a llover adentro; además hubo chispazos en una de las cajas y explotó una lamparita en uno de los salones, lo que indica que hay deficiencias en la instalación eléctrica”, planteó Osuna.

Reclamo. Los pedidos de los alumnos, que en más de una oportunidad fueron acompañados por docentes, no docentes y padres, tienen ya un largo tiempo y ayer volvieron a exigir “un plan de obras integral” y también reclamaron “participar de la determinación de las prioridades”.
  Para eso, ya se disponen a poner en marcha una campaña para juntar firmas, aunque la presidenta del centro admitió que todo quedará pendiente para la vuelta del receso invernal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario