La ciudad

Otra tormenta seca azotó a Rosario y dejó severos daños

Hubo ráfagas de viento de casi 90 kilómetros por hora, además de decenas de árboles y ramas caídos. Cinco embarcaciones se hundieron en el río

Sábado 28 de Abril de 2018

Sin previo aviso del Servicio Metereológico Nacional, Rosario padeció el jueves por la noche una intensa tormenta seca. El fenómeno se extendió durante unos 45 minutos y tuvo ráfagas de viento de casi 90 kilómetros por hora. El temporal afectó a al menos cinco veleros que estaban amarrados en el muelle del Club Remeros Alberdi de Rosario y en Granadero Baigorria, que terminaron hundidos en el río Paraná.

Además, hubo 60 reclamos entre árboles y ramas de gran porte caídos, once columnas, diez voladuras de techos y cartelería.

El fenómeno se produjo pasadas las 21 del jueves. Tras otra jornada agobiante en pleno otoño, con sensación térmica que rozó los 30 grados, de golpe el viento ingresó con fuerza al área central y la zona norte de Rosario.   

El subdirector de Defensa Civil municipal, Gonzalo Ratner, reconoció que lo ocurrido fue un "un inusual fenómeno porque no había aviso, no había previsiones, ni alerta a corto plazo, tomó por sorpresa en un momento donde todavía hay mucho tránsito y gente caminando".

   El funcionario destacó que "por fortuna no hubo que lamentar lesionados pero si consecuencias materiales, en la zona norte sobre todo donde hubo ráfagas de 88 kilómetros por hora en su pico máximo".

   Ratner precisó a la central de operaciones ingresaron unos 60 reclamos entre árboles y ramas caídas de gran porte, once columnas, diez voladuras de techos y cartelería.

   Luego agregó: "Es el tercer evento de estas características que tenemos en menos de dos semanas. El viernes pasado tuvimos una situación similar, el domingo otra, y ayer un fenómeno más. Son los que no pasaron en el verano", enumeró.

Olas de dos metros

Por su parte, el presidente de la Cámara Náutica de Rosario, José Pinilla, reconoció que se vivieron momentos difíciles en los clubes Rowing y Regatas, "sólo que en estos casos, las embarcaciones estuvieron más protegidas de los fuertes vientos".

   En declaraciones a La Ocho, Pinilla sostuvo que la franja más castigadas por la tormenta "es la que va desde Remeros Alberdi hasta Granadero Baigorria. Además de hundirse las embarcaciones, se volaron lonas y toldos. Fue un viento bastante fuerte, con olas de dos metros".

   Pinilla afirmó que "no hubo heridos y todas embarcaciones afectadas estaban amarradas en la caleta, no estaban navegando. El problema que hay en el río es el viento norte, que cuando sopla fuerte causa muchos problemas".

   En las guarderías náuticas se hundieron algunas embarcaciones, otras se desataron de las amarras y algunas se dañaron por los bruscos vaivenes.

Para el fin de semana largo el Servicio Metereológico Nacional pronosticó lluvias, algunas localmente intensas entre hoy y el martes. Aunque descenderá la térmica, las temperaturas máximas seguirán siendo elevadas para esta época del año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario