La ciudad

Otra pelea entre cuidacoches terminó con uno de ellos internado

Le dieron un golpe en la cabeza. Merodeaban una conflictiva pensión usurpada donde el municipio alojó a una mujer con sus hijos.

Lunes 24 de Septiembre de 2018

Una pelea entre dos cuidacoches terminó con uno de ellos internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) con traumatismo de cráneo, al tiempo que el agresor era buscado por la policía.

El incidente se desencadenó el sábado, cerca de las 18, en la esquina de San Martín y Montevideo, y motivó la intervención de la fiscal de Homicidios Dolosos, Marisol Fabbro, quien está abocada a la captura del agresor.

Según confiaron vecinos de la zona a La Capital, uno de los que protagonizó la pelea vive en una pensión usurpada ubicada a mitad de cuadra, en San Martín 1665. Se trata de la misma pensión donde la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad envió a una mujer junto a sus hijos sin chequear en qué condiciones se estaba alojando. Es más, la titular de esa área, Laura Capilla, admitió que se enteró por este diario de la irregularidad. El dato dejó al desnudo el escaso seguimiento por parte de operadores del municipio de algunos casos sociales.

El lugar no tiene luz ni gas y está usurpado desde hace varios meses. Según narraron los vecinos, el sitio se convirtió en "un aguantadero de delincuentes que viven asaltando a la gente en la zona de Pellegrini y San Martín".

Es por eso que el hecho del sábado pasado no causó sorpresa en el vecindario. De acuerdo a los datos que suministró el Ministerio Público de la Acusación (MPA), todo se habría desencadenado por una discusión entre dos cuidacoches que derivó en que uno de ellos golpeara al otro en la cabeza con un elemento contundente.

El herido debió ser trasladado al Heca con traumatismo de cráneo, donde permanece en estado "estable pero reservado".

Las fuentes consultadas indicaron que el agresor estaba prófugo y que se habían tomado medidas para aprehenderlo.

Sitio conflictivo

Lo cierto es que los vecinos indicaron que ambos suelen merodear por la pensión usurpada ubicada a mitad de cuadra. Un lugar bien conocido por la policía, ya que alertado por llamados al 911 el Comando Radioeléctrico ha tenido que intervenir varias veces allí a raíz de trifulcas entre los usurpadores.

Es más, el sábado 28 de julio hasta tuvieron que acudir los bomberos porque entraron en combustión maderas, colchones y bicicletas herrumbradas que se apilan en el interior de la pensión.

Lo curioso es que en esas condiciones vivía una mujer con sus hijos, a quien el municipio asistió económicamente luego de que delincuentes usurparan su casa en la zona sur, pero que nunca chequeó que con ese subsidio ella también estaba cometiendo el delito de usurpación de una propiedad.

Así, las postales de viviendas usurpadas y cuidacoches que dirimen a los golpes los espacios públicos en los cuales cobrar tarifas se dan a escasos metros de la avenida Pellegrini, la misma que el municipio promociona turísticamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario