La ciudad

Oroño: mientras se suman los proyectos, el tránsito es un caos

Es en lo único en que coinciden los vecinos, que se dividen a la hora de opinar sobre prohibir el estacionamiento o crear un cantero estilo rambla.

Jueves 19 de Abril de 2018

Al polémico proyecto que ya se debate en el Concejo para prohibir el estacionamiento de autos en bulevar Oroño, entre Pellegrini y el río, ayer el concejal del ARI Pablo Javkin le sumó otro ingrediente: propuso que el cantero central no tenga interrupciones, de modo que sea un gran paseo peatonal que no se corte en las intersecciones con otras calles. Vecinos y comerciantes dividen cada vez más sus voces y, mientras tanto, el tránsito en el bulevar está imposible.

Es más, en una recorrida ayer por el bulevar, comerciantes, vecinos, docentes y padres que llevan a sus chicos a las escuelas, empleados de clínicas, automovilistas, colectiveros y ciclistas que atraviesan la zona, en lo único que coincidieron ante La Capital fue en marcar lo caótico que son los distintos tipos de movilidad sobre el histórico paseo.

La quita del estacionamiento sobre el bulevar es lo que más urticaria genera entre la gente, y en menor proporción se escucharon críticas sobre una mayor restricción en horarios pico para dejar los vehículos allí parados.

Sí hubo más coincidencia sobre la necesidad de crear un espacio propio para las bicicletas, pero mientras algunos consideraron como viable la propuesta del concejal peronista Osvaldo Miatello, que busca prohibir directamente el estacionamiento de autos por Oroño, otros plantearon restarle espacio al cantero central para ubicar las ciclovías entre la calzada y las palmeras.

Los que más se quejaron por la idea de Javkin de levantar rampas para conectar los canteros fueron los automovilistas. Y los colectiveros consultados, en tanto, no creen que afectaría demasiado al tránsito porque consideraron que los semáforos ya actúan como reguladores de velocidad.

Integral

Javkin propicia una reconstrucción integral de los canteros centrales de Oroño con el objetivo de que el peatón tenga "mayor preeminencia". Esta iniciativa se suma a los proyectos impulsados por otros ediles y el Ejecutivo municipal, que plantea sobre esa arteria una "renovación" dentro del programa de puesta en valor del casco histórico.

Javkin coincide con su par peronista, Miatello, en establecer una demarcación de ciclovía sobre la calzada, en forma paralela al cantero central, "y del modo que resulte más conveniente para la protección del peatón y el uso seguro de la ciclovía". Pero no avanza sobre la posibilidad de prohibir directamente el estacionamiento sobre el bulevar, como propone Miatello.

Javkin consideró que Oroño, por ubicación y diseño urbano, "ofrece la posibilidad de maximizar el uso peatonal por su cantero central, situación que actualmente no se observa". El proyecto busca otorgarle carácter de rambla al cantero, con la construcción de rampas a nivel sobre los cruces transversales.

"La presencia de peatones circulando por el cantero central es, en horas pico, notablemente mayor que la de los automóviles privados", evaluó. Por estas razones, cree que es "conveniente estudiar la posibilidad de introducir modificaciones a la conformación de la estructura urbana y vial, a los fines de conformar un espacio público de calidad focalizado en las personas, que contribuya a crear una ciudad más vital, sana, segura y sostenible".

Beneficios

El concejal está convencido de que la unificación del nivel del paseo peatonal del cantero central, "beneficia la actividad comercial del entorno".

También planteó potenciar su atractivo arquitectónico, jerarquizando al cantero como un espacio público, un lugar de encuentro y recreación, dando preeminencia al uso peatonal y ubicando a las bicicletas en un carril propio sobre la calzada.

El proyecto, como adelantara LaCapital días atrás, fue trabajado con la arquitecta rosarina Luisina Perassi.

Además, plantea la necesidad de restaurar el mobiliario actual e incorporar nuevo mobiliario urbano, como bancos, bolardos para la delimitación de los cruces vehiculares, cestos de basura y bebederos.

La iniciativa se conoce justo cuando en el Concejo se comenzó a debatir la eliminación del estacionamiento sobre ese mismo tramo de Oroño, entre Pellegrini y el río Paraná, y cuando aún no está definida la traza definitiva del nuevo segmento de la avenida de la Costa entre Oroño y Dorrego, que le otorgará doble sentido a una traza varios años demorada. Así como la definición en ese mismo espacio de la concesión del bar de Oroño e Illia.

"Unir los canteros no suma ni resta. Sí, estoy en desacuerdo que no se pueda estacionar"

Lucía

"Estaría bueno que se hiciera una rambla sobre el bulevar, y espacio para bicis"

Bernardo

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario