La ciudad

Once mil personas aprenden a nadar en piletas públicas

Durante este mes, 11.536 personas entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos mayores aprendieron a nadar en las piletas municipales. Además, otras 8.231 personas concurrieron a nadar sin profesor, y en lo que va del mes el natatorio del Parque Alem ya recibió 34.600 visitantes.

Martes 29 de Enero de 2008

Durante este mes, 11.536 personas entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos mayores aprendieron a nadar en las piletas municipales. Además, otras 8.231 personas concurrieron a nadar sin profesor, y en lo que va del mes el natatorio del Parque Alem ya recibió 34.600 visitantes.
  Los números revelan una realidad. Tanto niños como adultos utilizan las piletas municipales no sólo como sitios recreativos sino también para iniciarse en el deporte de la natación.
  Los chicos entre seis y doce años empezaron a dar sus primeras brazadas en las 15 colonias de vacaciones. Y los adultos hicieron lo propio en las 8 escuelas de natación que funcionan en diferentes predios deportivos y polideportivos de la ciudad.
  La propuesta municipal la lleva adelante la dirección general de Recreación y Deporte, de la Secretaría de Promoción Social, en el marco del Programa Rosario Se Mueve. La iniciativa apunta a que todos los rosarinos tengan acceso al aprendizaje de la natación.
  El coordinador del área, Rolando Dal Lago, explicó que se trata de “una política del municipio para todos los que quieran puedan desenvolverse en el agua de cualquier natatorio”. El funcionario destacó que la práctica de la natación adquiere una importancia no menor si se tiene en cuenta que “vivimos a orillas del río Paraná y cualquier persona puede estar expuesta a una situación de contacto con el agua y para ello es necesario que esté preparado”.
A moverse. El Programa Rosario se Mueve propone actividades de verano como las colonias de vacaciones, las escuelas de natación para todas las edades, pileta libre, actividades sistemáticas y encuentros deportivos. Además se realizan jornadas recreativas y deportivas como, por ejemplo, el concurso de esculturas en la arena, del que participaron 400 personas en el balneario La Florida.
  Desde la Secretaría de Promoción Social señalaron que “los ejes de trabajo, que atraviesan a las diferentes actividades, buscan generar procesos de inclusión, participación y convivencia a través de actividades comunitarias, juegos cooperativos, campamentos, talleres de expresión y paseos”.
  Los objetivos son “mejorar la calidad de vida de quienes participen de la actividad física, del deporte, los juegos predeportivos, y los talleres de sensibilización y concientización sobre una alimentación saludable”, agregó la coordinadora de actividades programáticas de colonias de vacaciones y escuelas de natación, Florencia Giglione.
  Con estas metas, la natación se impuso como espacio de integración y de desarrollo deportivo abierto a todos. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario