La ciudad

Ofrecían seguros de vida a jubilados con cláusulas abusivas

Se trata de una empresa que captaba a sus clientes a la salida de los bancos donde perciben los haberes. Interviene Defensa del Consumidor.

Jueves 02 de Agosto de 2018

La Oficina Municipal de Defensa del Consumidor recibió una decena de denuncias contra una empresa que ofrece seguros de vida y de salud a jubilados y beneficiarios de planes sociales "haciéndoles firmar un contrato repleto de cláusulas abusivas y prácticamente imposible de dar de baja", indicó la titular del organismo, María Julia Bonifacio. De acuerdo a los casos que se recibieron en la oficina, el servicio se pagaba por débito automático y costaba entre 450 y 700 pesos por mes.

La primera de las denuncias de personas que se habían sentido engañados fue a principios de mayo y rápidamente se sumó otra decena. Todos eran beneficiarios de pensiones o asignaciones sociales y habían sido contactados a la salida de los bancos donde cobraban.

Según describieron los denunciantes, los promotores de la empresa, cuyo nombre de fantasía es Social Card, les ofrecían un sistema de cobertura de salud y sepelios mediante una adhesión por débito automático. Pero, destacó Bonifacio, los contratos que firmaban eran por un seguro de vida "mediante contratos completamente irregulares".

Entre otras cosas, por ejemplo, ni siquiera figuraban los datos de los beneficiarios del seguro, "por lo cual llegado el caso del fallecimiento del titular, nadie podría reclamar nada", apuntó.

Desde mayo, los empleados de la oficina que depende del Concejo Municipal ya recibieron una decena de reclamos contra la empresa que descontaba de los haberes cuotas que iban de los 450 a los 700 pesos.

Otras perlitas

La titular de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor hizo hincapié en que "mucha gente contrató el servicio engañada, creyendo que se trataba de prestaciones de salud".

En internet, la empresa Social Card se presenta como "una empresa que vive del cuidado" y ofrece servicios de "salud, seguros personales y ayuda por fallecimiento".

La empresa, con domicilio legal en la ciudad de Córdoba, ya tuvo denuncias en las ciudades de Mar del Plata y Salta (ver aparte).

Sin embargo, remarcó Bonifacio, "los contratos de adhesión no especifican estos servicios e incluyen diversas cláusulas abusivas, pasibles de ser declaradas nulas, ya que colocan al consumidor en situación de desprotección absoluta".

Por ejemplo, enumeró, se impide al cliente la facultad de rescindir el contrato durante seis meses o, caso contrario, debe abonar las seis cuotas, por tratarse de lo que llaman "un tiempo mínimo de vigencia".

Más irregularidades

Otra cláusula abusiva que desvirtúa los derechos del consumidor es que establece la posibilidad de modificar las condiciones contractuales, sin notificar ni solicitar el consentimiento del cliente, y además se faculta a la empresa a transferir la cartera de clientes a otra entidad.

También se genera de forma automática la prórroga del contrato, salvo que el usuario informe su voluntad en contrario, para lo cual debe realizarlo con 60 días de anticipación.

"Nos encontramos con un contrato que presenta un cúmulo de clausulas excesivas, que tiene como un único fin el de provocar un desequilibrio significativo entre los derechos y obligaciones de las partes, en perjuicio del consumidor", sostuvo la titular de la oficina y pidió a las personas "ser muy cuidadosas antes de firmar nada".

Quienes tengan dudas, pueden acercarse a la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor (Córdoba 852), o llamar a la línea gratuita de atención a los vecinos, 0800-666-8845.

Una firma con antecedentes

Desde la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor advirtieron que la empresa Social Card ya había tenido problemas en las ciudades de Mar del Plata y Salta. En la cuidad balnearia, la oficina de Protección al Consumidor de General Pueyrredón determinó la clausura del local comercial de la empresa en mayo pasado y después de recibir numerosas denuncias de personas a quienes se había prometido "asistencia social y materiales para la construcción". La oficina de Defensa del Consumidor de la provincia de Salta también tomó cartas en el asunto, después de recibir reclamos de numerosas personas a quien se había prometido la provisión de anteojos y tratamientos oculares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario