La ciudad

Ocho de cada 10 comercios en la peatonal tienen las puertas abiertas con el aire a full

Insustentable. Pese a ser notificados de que infringen la ordenanza municipal, muchos negocios siguen sosteniendo un consumo irresponsable de energía.  Se realizaron 700 notificaciones.

Jueves 21 de Enero de 2016

Por cada una de las cuadras de la peatonal Córdoba entre San Martín y Paraguay, hay de ocho a diez negocios que aún mantienen sus puertas abiertas con los acondicionadores de aire trabajando a full, a pesar de que la ordenanza 9.375 los obliga a “disponer de un sistema de cierre automático” para evitar “el despilfarro energético por las pérdidas al exterior”. La mayoría de esos locales, que ya fueron notificados de que se hallan en flagrante infracción, solicitaron un plazo extra para adecuar sus ingresos a la norma, pedido que quedó en estudio por parte de la Dirección de Asuntos Jurídicos. De todos modos, en una recorrida que realizó este diario se pudo ver a una buena cantidad de comercios, incluso con convencionales puertas batientes de blíndex, simplemente abiertas.
  Las notificaciones, que formalizaron durante los últimos días agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y de la Dirección de Inspección de Comercio e Industria, recayeron en una primera instancia sobre casi 500 locales del centro, la mitad de ellos ubicados sobre la peatonal Córdoba y el Paseo del Siglo, seguidos por los del corredor de San Luis (147 actas) y luego, en partes casi iguales, por la peatonal San Martín (60) y las calles transversales (54).
  Según fuentes de la Secretaría de Control, desde el jueves pasado hasta ayer ya se había avanzado con otras 700 notificaciones por el mismo motivo en negocios ubicados en los centros comerciales a cielo abierto de Echesortu, Alberdi, San Martín y Ayacucho, y entre hoy y mañana iban a concretarse otras 300.

Solicitud. De hecho, a pedido de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) el lunes pasado se realizó una reunión de los comerciantes con autoridades municipales para dar curso formal a un pedido de plazo de forma de adecuarse a la normativa que apunta al ahorro y la eficiencia energética (ver aparte).
  El titular de la entidad, Ricardo Diab, confió en que la respuesta sería positiva por la existencia de casos en los que será necesario implementar un nuevo sistema de cierre de los locales o de retención del frío.
  “Varios negocios van a tener que poner puertas corredizas o algún otro sistema para poder cerrar, pero la verdad es que después de que fueron advertidos por notificación muchos otros ya cerraron sin ningún problema”, aseguró Diab.
  En parte el directivo tiene razón. En una recorrida que ayer realizó La Capital por la peatonal, de San Martín a Paraguay, registró que buena parte de los comercios ya cerraron sus puertas, muchos de ellos tras colgar un visible cartel que reza “abierto”.

Puertas abiertas. En cambio, otros mantenían sus puertas abiertas de par en par. O bien por no tener otro sistema de cierre más que el metálico, o bien por mera decisión comercial para “atraer clientes”. Algunos otros negocios, con puertas de blíndex de dos hojas, mantenían abierta sólo una.
  En números: de San Martín a Sarmiento, había ocho locales con puertas abiertas y aire acondicionado a full. De Sarmiento a Mitre diez, de Mitre a Entre Ríos nueve, de Entre Ríos a Corrientes ocho y de Corrientes a Paraguay sólo dos.
  Varios de ellos, que supieron tener sus puertas siempre abiertas, ya las habían cerrado. Un caso emblemático fue Musimundo, aunque al lado, en la misma cuadra, dos de sus grandes competidores, Garbarino y Frávega (en este caso con dos enormes ingresos), las mantuvieron de par en par. Pasar por la calle daba gusto: frente a los casi 42 grados de sensación térmica, cualquiera podía alucinar que soplaba un aire fresco.
 

La EPE registró un nuevo récord de consumo de energía

Con un nuevo récord en materia de demanda de potencia energética que llegó a 2.320 megavatios a las 14.30 de ayer, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) volvió a solicitar un “uso eficiente” del suministro.
  “Estos niveles de demanda se dan en el contexto de una ola de calor pronosticada por el Servicio Meteorológico Nacional para esta zona del país, donde el parque eléctrico pudo abastecer una demanda inédita”, afirmó un comunicado de la empresa santafesina.
  Entre las consignas de la EPE figuran no poner la temperatura del acondicionador de aire a menos de 24 grados, recordando que por cada grado por debajo de esa marca se consume entre un 5 y 10% más de electricidad.
  También exhorta a “mantener cerradas las aberturas de los ambientes con aire acondicionado y evitar fugas que derivan en un derroche de energía”, utilizar lámparas de bajo consumo y reducir usos ociosos de electricidad (por ejemplo, cuando se mantienen aparatos conectados a la red en modalidad stand by).
  Además alientan a que al comprar un electrodoméstico se verifique su clase, ya que los más eficientes son los de categoría A.

Casi 42º de térmica y se prevé más calor

Tal como se esperaba, Rosario atraviesa esta semana una agobiante ola de calor que promete extenderse sin más novedades que el termómetro en sostenido ascenso hasta el sábado inclusive. De hecho, ayer la marca máxima se dio entre las 16 y las 17, con 37 grados nominales, pero a las 15 la sensación térmica llegó a 41,7. “Se espera que sobre el área de cobertura persistan temperaturas elevadas”, advirtió ayer un informe el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), lo que en concreto significa que habrá mínimas de entre 22º y 25º grados y máximas de 36º a 41º, siempre “con elevada sensación térmica”.
  Pero si ese anuncio del SMN ya suena bastante agorero, mejor no hablar de otros sitios especializados en clima, como el Wind Gurú, que pronostica temperaturas máximas de 43 grados para hoy y mañana y de 45 para el sábado, registros muy similares a los que baraja Freemeteo. Un poco más cautos aparecen el Canal del Tiempo y AccuWeather, que anuncian picos de 36 a 38.
  Pero de muestra sirve un botón y ayer en materia de calor hubo de sobra. La máxima, una bocanada de infierno, llegó a la tarde con 37 grados y una térmica más bochornosa de casi 42.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario