Pandemia

Obstetras e infectólogos piden incluir a las embarazadas en las prioridades de vacunación

Hubo tres muertes maternas en la región vinculadas al covid en los últimos tiempos. Se registraron en el marco de un aumento de contagios. Especialistas piden que se extremen los cuidados

Viernes 04 de Junio de 2021

"Hay que ver la foto completa. Y si bien es cierto que los últimos fallecimientos por Covid en embarazadas o después del parto son para prestar más atención, la situación no es alarmante en este momento. De las casi 80 mil muertes en Argentina, 63 corresponden a este grupo". Con esas palabras, el obstetra rosarino Luis Dimenza, intentó llevar tranquilidad a quienes están esperando un bebé después de que se conociera este jueves la tercera muerte materna en Rosario y zona, entre mujeres contagiadas.

En ese mismo sentido opinaron la obstetra Marcela Abello, directora de la Maternidad Martin, y la infectóloga Antonella Ugolini, quien se encarga del seguimiento de las pacientes con Covid en la Maternidad Oroño.

Los especialistas consultados por La Capital pidieron que en este grupo se tomen todos los recaudos para evitar contagios mientras muchos esperan que las vacunas contra el Covid también se destinen a la protección de gestantes.

Ayer se conoció que la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Rosario envió una carta al Ministerio de Salud de Santa Fe para que se considere la posibilidad de incluir entre la población objetivo en la campaña de vacunación contra el Covid a embarazadas desde el segundo trimestre. En otras provincias, como Buenos Aires, comenzaron a inocularlas en los últimos días.

>>Leer más: Una joven de 33 años murió por coronavirus tras dar a luz en Rosario

Que una mujer muera antes, durante o después del parto es un hecho siempre trágico. Todos los países buscan bajar los índices de muerte materno infantil año tras año teniendo en cuenta el enorme impacto que implica el fallecimiento de una persona gestante y porque en la mayoría de los casos se trata de situaciones evitables. La pandemia impone reforzar todos los aspectos que rodean a la maternidad.

Estudios internacionales recientes, como el publicado en la revista científica JAMA, coordinado por un médico rosarino desde Inglaterra, revelan que los riesgos de complicaciones aumentan entre embarazadas con Covid, especialmente entre las que cursan los últimos meses de la gestación.

Por eso, la vacunación -que en otros países ha demostrado que no genera riesgos ni para la mujer ni para el feto- aparece como una protección extra y necesaria, sumada a todas las medidas de prevención que le caben a la población general: uso de barbijo, distancia entre personas, no asistir a reuniones, lavarse las manos en forma frecuente, ventilar los espacios.

No relajarse, la clave

La directora de la Maternidad Martin dijo que "el uso de barbijo y el distanciamiento son fundamentales" y opinó que el problema es que "socialmente hay una flexibilización y parece que la pandemia no nos ocurrió, y ese es el punto", más allá de la situación particular de este grupo.

"Es cierto que de por sí la embarazada debe ser cuidada en todo momento, física y emocionalmente, y en el contexto de pandemia el cuidado pasa porque los familiares sean muy precavidos en sus actividades, que cumplan con todas las medidas porque vuelven a una casa en donde hay una embarazada y que ellas lo sean cuando salen a cumplir con compras domésticas, trabajo o lo que tenga que hacer", señaló la médica.

Dimenza insistió en que "no debe generarse pánico o mayor estrés en la mujer embarazada, hay que poner los casos trágicos en contexto. Son noticias muy fuertes que nadie quiere que ocurran jamás pero a las embarazadas les cabe la misma lógica que a la población general: hay muchísimos contagios de Covid y vamos a ver situaciones más graves por la cantidad de gente afectada".

"Un capítulo importante es el de las vacunas. Saliendo del primer trimestre se recomienda y ya hay algunos ministerios provinciales que han avanzado en este sentido", agregó el profesional.

La importancia del seguimiento

Antonella Ugolini es infectóloga y ya realizó el seguimiento de 350 embarazadas con Covid. Asegura que no es un hecho para nada habitual que fallezca una mujer embarazada, en el parto o en el posparto, por lo tanto, los tres decesos que se produjeron en un mes en Rosario y zona son "para tener en cuenta".

La médica está a favor de la vacunación comenzando por aquellas que tienen factores de riesgo previos (enfermedades pre-existentes), continuando con las que están más expuestas por sus tareas cotidianas y siguiendo por la totalidad de las gestantes.

"Sin dudas hay más contagios que durante la primera ola y más situaciones que seguir de cerca. Las recomendaciones en cuanto a los cuidados para evitar los contagios son las mismas que para la población general. Yo recomiendo barbijo y máscara si tiene que exponerse por alguna razón, evitar las reuniones, lavado de mano y permanecer en espacios ventilados", explicó.

"Es muy importante que se sientan contenidas y acompañadas a nivel familiar y afectivo y por los equipos médicos. Es un momento muy complicado, de gran sensibilidad a nivel general y en especial para quien espera un bebé", destacó la infectóloga.

Según información brindada por el Ministerio de Salud de la Nación al 17 de mayo, 13.319 mujeres embarazadas se contagiaron de Covid en la Argentina desde el inicio de la pandemia. Del total de todos los infectados en el país por Sars Cov 2, el 0,4% pertenece a este grupo.

Se produjeron 63 fallecimientos (hay que sumar los dos acontecidos en Rosario en los últimos 15 días).

El 0,97% de las embarazadas contagiadas requirió internación en Unidad de Terapia Intensiva, y 48 precisaron asistencia mecánica respiratoria.

Entre las fallecidas la edad promedio fue de 32 años. El 54% presentaba comorbilidades conocidas siendo las más frecuentes obesidad, diabetes e hipertensión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario