Salta 2141, el juicio

Objeciones a los argumentos de la acusación en el juicio por la tragedia de Salta 2141

La gerente técnica de la empresa, Viviana Leegstra, pidió la palabra y cuestionó la acusación.

Jueves 09 de Mayo de 2019

Hoy se llevó a cabo la segunda audiencia del juicio por la explosión del edificio de Salta 2141, que causó la muerte de 22 personas. Además de los alegatos de los defensores del gasista Carlos García, quien manipuló el regulador de gas el día de la tragedia, y su ayudante Pablo Miño, pidió la palabra la gerente técnica de Litoral Gas, Viviana Leegstra.

La funcionaria, que está imputada en la causa, señaló que en los alegatos de la Fiscalía y la querella escuchó “cosas que no son ciertas o no tienen fundamento”, y destacó la necesidad de explicar el funcionamiento del sistema de distribución de gas natural red, para que “el tribunal pueda entender cómo sucedieron los hechos”.

“Quedé atónita y sigo sin entender qué cosa no cumplí y su relación con la tragedia. Rechacé la imputación y no comprendo por qué buscan relacionarme con un gasista que actuó a espaldas de Litoral Gas”, enfatizó Leegstra, y detalló las imprecisiones en las que, a su criterio, se incurrió al describir el sistema de provisión domiciliaria del fluido.

"Estaba todo el mundo en el lugar, bomberos, camiones, todos querían ayudar pero era un caos, organizar la zona llevó una hora y media"

“Se habló también del tiempo razonable para cortar el flujo de gas al edificio. Lo pregunté cuando me hicieron la indagatoria. ¿Cuánto es el tiempo razonable?”, preguntó Leegstra, en su presentación ante el tribunal que integran Marcela Canavesio, Rodolfo Zvala y Carlos Leiva, y aseguró que los trabajos se “hicieron en el menor tiempo posible”.

>> Leer más: Salta 2141: pidieron cinco años de prisión efectiva para los imputados

Asimismo, relató: “Era muy difícil el acceso, porque estuve en el lugar casi desde el inicio, primero se dijo que era una caldera. Me fui directamente al lugar, hicimos cinco cuadras y quedamos atorados en el tránsito, caos vehicular, una escena dantesca, una zona de guerra que no voy a borrar más de mi cabeza”.

“Estaba todo el mundo en el lugar, bomberos, camiones, todos querían ayudar pero era un caos. Organizar la zona llevó una hora y media (Defensa Civil), había calles bloqueadas, sin embargo ya teníamos nuestra gente ahí, la adrenalina del lugar hizo que resolvieramos lo más rápido posible”, añadió.

Leegstra afirmó que tanto el jefe de mantenimiento de redes de Litoral Gas, Claudio Tonucci como ella misma “no podrían haber hecho nada diferente o dejado de hacer algo que hubiese cambiado el tiempo en el que se llevó adelante el trabajo”, y negó de plano que el personal de la empresa pudiera haber hecho algo que influyera en la situación.

>> Leer más: La defensa de los empleados de Litoral Gas

Tras las palabras de la funcionaria, se cumplieron los alegatos de los abogados defensores de García y Miño.

La defensa de Miño, ejercida por la defensora pública Florencia Chaumet, pidió la absolución de su defendido de quien, sostuvo, no van a poder demostrar responsabilidad alguna".

Hugo Buffarini, abogado de García, consideró que la tragedia se originó en una "cantidad de sujetos, personas, empresas e instalaciones" que causaron un resultado fatal.

"García fue un trabajador que se encontraba en el lugar y el momento equivocado", sostuvo y dijo que sólo "le tocó poner su cuerpo y su trabajo para presenciar la apertura de las puertas el infierno".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});