La ciudad

"Nuestro objetivo es facilitar la investigación de la Justicia", dijo Asegurado

El secretario de Gobierno municipal defendió la separación de dos funcionarios a raíz de la tragedia en el International Park. En el Concejo, la decisión de Mónica Fein disparó todo tipo de especulaciones por parte de ediles de la oposición.

Lunes 16 de Septiembre de 2013

"Nuestro único objetivo es facilitar la investigación de la Justicia". De este modo, el secretario de Gobierno del municipio, Fernando Asegurado, defendió ayer la decisión de la intendenta Mónica Fein de separar de sus cargos a los titulares de las áreas de Inspección, Gregorio Ramírez, y Concesiones, Hilda Gontín. Ambos deberán prestar declaración indagatoria ante el juez que investiga el siniestro registrado en el Internacional Park, donde murieron dos adolescentes y otras siete personas resultaron heridas.

El alejamiento de los titulares de las dos reparticiones abrió todo tipo de especulaciones entre los concejales opositores. Ya sea porque la determinación obedecía a un reconocimiento de la responsabilidad sobre el incidente y el escaso control al que se sometían los juegos del parque de diversiones, o porque de ese modo se pretendía cerrar el círculo de responsabilidades, evitando exponer a otros funcionarios.

Fein anunció el corrimiento de Ramírez y Gontín el sábado pasado, apenas un día después de que se conociera públicamente la resolución del juez Correccional Nº 7, Juan Carlos Curto, de citarlos a declaración indagatoria en la causa que intenta establecer las responsabilidades por el siniestro ocurrido el 10 de agosto pasado en el Internacional Park, cuando una tasa de la "Vuelta al Mundo" cayó al vacío, cobrándose las vidas de Florencia y Melani Aranda, dos hermanas (de 12 y 14 años) oriundas de la ciudad de Rafaela. El secretario de Gobierno también está citado a declarar en la causa, pero en condición de testigo.

Transitoria. Asegurado indicó que la separación de Ramírez y Gontín será "transitoria" hasta tanto se aclare su situación judicial. "Una vez que conozcamos las causas por las cuales el juez los convocó a indagatoria, tendremos otros elementos para ver si amerita tomar otra decisión. Los dos tienen que declarar a principios de octubre (el 2 y el 4) y este desplazamiento por quince días busca dar tiempo para que puedan ejercer su derecho de defensa. Nada más", apuntó.

Lo cierto es que la determinación mereció una lectura diferente en el Concejo, sobre todo entre los ediles de la oposición que la semana pasada impulsaron la citación de los responsables de ambas áreas para dar explicaciones.

"Con la separación de Gontín y Ramírez el municipio reconoce lo que venimos sosteniendo respecto de su responsabilidad sobre la tragedia y el incumplimiento en los sistemas de control. El municipio debe asumir que existe una crisis en los sistemas de control de la ciudad y promover una profunda reforma de nombres y procedimientos. Si la discusión se agota en separar funcionarios de carrera, el hilo otra vez se corta por lo más delgado y no se soluciona el problema de fondo", advirtió la edila radical María Eugenia Schmuck.

Su par del Partido del Progreso Social (PPS) María Fernanda Gigliani fue más allá. "Estamos convencidos de que con la separación de los dos funcionarios se intenta cerrar el círculo de responsabilidades para proteger a quienes ocupan otros cargos estratégicos y evitar llegar a las elecciones con dos integrantes del ejecutivo investigados por la Justicia", disparó.

Para el concejal justicialista Diego Giuliano, "si la Justicia no hubiera convocado a los funcionarios, todo seguía igual, como si nada hubiese pasado". Lo mismo apuntó Roberto Sukerman (Frente para la Victoria), para quien "al ser un parque concesionado por el municipio está claro que sus funcionarios deben responder por las responsabilidades políticas y administrativas relacionadas con el siniestro".

El concejal Alberto Cortés (Proyecto Sur) apuntó que "era imprescindible que la intendenta separara de sus cargos a los funcionarios de primera línea con responsabilidad directa en el descontrol del parque de diversiones y dejara de tratar de desviar la atención de la clara e inocultable responsabilidad del municipio en el hecho".

En el PRO, Roy López Molina consideró razonable la decisión de Fein. "Es una determinación política correcta que, de alguna manera, confirma lo que venimos señalando desde la oposición sobre las falencias de control en el área de concesiones municipales y la necesidad de que los funcionarios de esas áreas rindan cuentas en el Concejo", señaló.

La cita

Gontín, Ramírez y el subsecretario de Seguridad Ciudadana, Luis Baita, deben concurrir al Concejo a dar explicaciones sobre el incidente del parque de diversiones el 25 de septiembre próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario