La ciudad

"Nuestra vida tiene que continuar, tenemos que volver a trabajar, ¿cómo hacemos?"

Una mujer visiblemente conmocionada lamentó la situación de su familia: “No tengo más mi casa”.

Jueves 08 de Agosto de 2013

Con lágrimas en los ojos, una vecina describió la dramática situación que atraviesa desde que el martes explotó el edificio de Salta 2141 en el cual vivía. La señora contó que duerme en un hotel y que hoy a las 10 la sacaron, aunque luego se aclaró que se equivocó el conserje del hotel y que permanecerá ahí sin inconvenientes. 
 
“Vivimos un horror realmente, estuve una hora desesperada buscando a mis hijos, por suerte Dios me ayudó y me los cuidó, los encontré. Hoy por suerte no me estoy lamentando eso”, relató sobre la situación que padeció cuando se desató la trágica explosión. 
 
La señora que es madre de dos chicos de 5 y 15 años lamentó la situación que padece. “Mi casa no está, falta el techo de mis hijos. Ayer la Municipalidad me dio un hotel para dormir y hoy a las 10 nos sacaron”, reclamó en diálogo con Canal 5.  Sin embargo después se aclaró que había sido un error del conserje y podrá permanecer allí.
 
Cecilia González, secretaria de Promoción Social de la Municipalidad, dijo a La Capital que "se viven situaciones de alta tensión, son situaciones muy límites, esperamos este tipo de explosiones de angustia de la gente. Tenemos 22 familias en el mismos lugar, lo que sucedió es que la persona que iba a encontrarse con ella, cuando llegó se había ido. Ella entendió que se tenía que ir y se fue con los dos chicos, pero ya se aclaró todo. Es un hotel que Empleados de comercios le facilitó y va a estar ahí hasta que sea necesario. Además tiene asistencia psicológica de la municipal".

Antes, en diálogo con Canal 5, la mujer había dicho: "¿Y qué le doy de comer a mis hijos? Anoche me salió 100 pesos la cena, si sigo así cuanto me dura el dinero que tengo”, dijo. Luego cuando las cámaras se apagaron, la señora manifestó su confusión y angustia, fue contenida inmediatamente por personal que trabaja en asistencia a los damnificados.

 
“No tengo mi casa, no tengo donde estar, nuestra vida tiene que continuar, tenemos que volver a trabajar, al colegio, ¿pero cómo hacemos? Tengo agradecer que estamos vivos, pero lo material también cuesta mucho, no tenemos nada, ¿cómo explico que no vamos a volver?”.
 
La mujer, evidentemente angustiada, dijo que hace horas aguarda entrar a lo que quedó de su casa para buscar algo. “Mi hijo anda disfrazado por la calle con una campera enorme que le dieron ¿Por qué? Si el tenía su ropa, si tenía sus cosas”, dijo. Todo fue aclarado y la señora junto a sus hijos permanece contenida y podrá quedarse en el hotel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario