La ciudad

"No vine a tapar los abusos del padre Reynaldo en Pompeya"

El vicario general de la congregación que administra la parroquia de Pompeya, Raúl Lutz, confirmó los casos de abuso de autoridad y acoso sexual revelados por La Capital hace más de dos meses.

Miércoles 05 de Mayo de 2010

−¿Me permite que lo grabe?

No parecía el mejor principio para una demorada entrevista periodística. El vicario general de la congregación que administra la parroquia de Pompeya, Raúl Lutz, confirmó los casos de abuso de autoridad y acoso sexual revelados por La Capital hace más de dos meses. Lo hizo durante un reportaje de una hora con este diario en las oficinas del estudio de su abogado, y durante el que grabó toda la charla. En sus definiciones más importantes aclaró que no reniega de la justicia civil y que no vino a Rosario a tapar el caso. "Se va a actuar como corresponda", prometió.

Lutz no sólo admitió que su antecesor en la parroquia de Mendoza 5160 fue señalado de ser responsable de al menos ocho casos de abuso, sino que por primera vez se refirió a un tema que no tenía demasiadas precisiones: la existencia de un menor discapacitado entre las víctimas.

"Es cierto que había un menor, pero tenía 17 años cuando ocurrieron los hechos que relata y 18 cuando hizo la denuncia, aunque después se desdijo. Ahora tiene 20 y no sabemos nada de él. Pero no tipifica pedofilia porque es hasta los 16 años. En cuanto a la discapacidad, tiene un retraso madurativo. Los padres no se acercaron en ningún momento, y quisiéramos poder contactarlo".

Lutz, quien reemplazó a Narvais al frente de la parroquia, precisó que "corresponde a los damnificados y no a la Iglesia hacer la denuncia en la Justicia ordinaria".

Reconoció que "se pagó un monto reparatorio a una de las víctimas. Ese dinero −precisó− fue para cubrir el tratamiento psicológico y psiquiátrico y porque esta persona, que era docente, quedó imposibilitada de continuar con esa tarea". También reveló que "hay una decisión de actuar igual con el resto de las víctimas de acuerdo a cada caso".

Respecto a la situación de Narvais sostuvo que "continúa recluido en un monasterio, con tratamiento psiquiátrico y atención espiritual", y rechazó que haya sido "paseado de monasterio en monasterio" cuando fue desplazado de Rosario.

También recalcó que el sacerdote se encuentra suspendido para toda actividad ministerial por decisión de la orden religiosa y el arzobispo



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS