La ciudad

"No hubo mala voluntad porque entramos pero molestaron algunos dichos"

Julián García acompañó a Nahuel, un joven discapacitado en silla de ruedas, a ver un recital al Club Brown, Le bajó el tono a la polémica y dijo que "quería que esto se sepa para que no pase a futuro".

Lunes 18 de Agosto de 2014

Luego de la polémica desatada en Club Brown, cuando un joven en silla de ruedas dijo haber sido impedido de entrar a un recital, el acompañante del muchacho ratificó el malestar por algunos dichos por parte de los guardias de seguridad. De todas formas intentó bajarle el tono al conflicto, dijo que "es un tema que no hay que hacer tanto revuelo" y que entiende que "no hubo mala voluntad porque al fin y al cabo terminamos ingresando", pero que lo que molestaron fueron "algunos dichos" de los guardias de la puerta del lugar.

El recital en cuestión fue el que brindó el 9 de agosto pasado Skay Beilinson en Club Brown, de Francia y Brown. Hasta allí se acercaron Nahuel B, un joven en silla de ruedas, acompañado por Julián García. No tenían entradas y pidieron ingresar a ver el show, pero desde la organización del evento les dijeron que las localidades estaban agotadas y el lugar colmado. Después de una larga espera en la puerta, finalmente pudieron ingresar a disfrutar el recital.

Según contó Julián, lo que más le molestó fueron algunos dichos de los guardias de seguridad del boliche: "Nos decían que fuéramos a llorar a la Municipalidad", dijo el joven. En diálogo con "El primero de la mañana" de La Ocho, agregó que efectivamente el día del show "había muchísima gente, no había entradas a la venta y nosotros, por una ordenanza que aparentemente dice que los discapacitados y una acompañante pueden acceder a cualquier evento cultural en forma gratuita, pedimos entrar".

"Nosotros nos pusimos en la fila, tratamos de averiguar y nos encontramos que nos retenían y además se puso algo tenso el ambiente", contó el joven sobre lo vivido en la puerta del Club Brown.

De todas formas, sostuvo que "el agravio ante la masividad del espectáculo no fue de mala leche, lo que nos pasó le puede pasar a cualquiera, por eso nosotros lo que quisimos fue tratar de hablar". Pero entiende que "es un tema que no hay que hacer tanto revuelo, ya pasó".

"Ya pasaron los días y presiento que en este caso (lo que pasó) no fue de mala voluntad porque al fin a la cabo terminamos ingresando. Lo que molestaron son algunos dichos porque nos estaban tratando un poco mal. Yo quería que esto se sepa para que no pase a futuro", resumió el joven acompañante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS