La ciudad

Niegan que haya demoras en las obras del aeropuerto

El titular de la terminal rosarina, Matías Galíndez, le respondió al diputado nacional Lucas Incicco, quien había hablado de falta de cumplimientos.

Miércoles 11 de Julio de 2018

El presidente del aeropuerto de Rosario, Matías Galíndez, consideró ayer que es una "irresponsabilidad realizar afirmaciones sobre temas vinculados a la aeronáutica y la seguridad operacional cuando existe la posibilidad de consultar" a las autoridades de la terminal. Así salió al cruce de los cuestionamientos del diputado de Cambiemos, Lucas Incicco, sobre las demoras para las finalización de las obras en el Islas Malvinas. El legislador también había remarcado el apoyo de la gestión nacional en el arribo de nuevas rutas y líneas aéreas.

El titular de la terminal de Fisherton recordó que fue la propia Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) la que "certificó el ciento por ciento" de las obras a mediados de mayo. Negó la existencia de demoras en el desarrollo de los trabajos de ampliación, y habló de un proceso lógico por la sumatoria de obras adicionales, la falta de cemento en determinado momento y aspectos que, "por la seguridad operacional y de los pasajeros, obligaron a extender plazos, como cuando se presentaron tormentas de tierra con vientos cruzados derivados de la sequía".

Galíndez también rebatió a Incicco al recordar que "el aeropuerto de Fisherton se encuentra dentro del sistema nacional, pero no está es concesionado". En este sentido, dijo que el crecimiento de la cantidad de vuelos y pasajeros transportados está siendo respaldado por "inversiones por 2.400 millones de pesos financiados por el gobierno provincial y el propio aeropuerto con la recaudación que obtiene".

Acompañamiento

El presidente del aeropuerto planteó que la ampliación "requiere del acompañamiento del gobierno nacional en inversiones vinculadas a instrumental e infraestructura operativa".

Incicco había manifestado que "para concretar una obra que tenía un plazo de ejecución de tres meses tardaron siete meses" y que "cuando se terminaron los trabajos sobre la plataforma, tenían fallas".

Entre estas, enumeró, "hubo desprendimientos de material en sectores de juntas, lo que generó problemas operativos y reclamos de las líneas aéreas, además de inconvenientes a los pasajeros".

pedido. La provincia reclamó inversiones nacionales en instrumental.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario