La ciudad

Niebla y llovizna volvieron a convertir a la Circunvalación en una trampa

El estado deplorable del asfalto y las malas condiciones climáticas volvieron a convertir ayer a la avenida de Circunvalación en una trampa para los automovilistas. Al menos cuatro accidentes se produjeron a lo largo de toda la mañana e involucraron a nueve vehículos, incluidos dos colectivos.

Sábado 05 de Julio de 2008

El estado deplorable del asfalto y las malas condiciones climáticas volvieron a convertir ayer a la avenida de Circunvalación en una trampa para los automovilistas. Al menos cuatro accidentes se produjeron a lo largo de toda la mañana e involucraron a nueve vehículos, incluidos dos colectivos. De milagro no terminaron en tragedia y sólo provocaron heridos leves. El más espectacular fue el que protagonizó un camión sobre el puente que cruza Mendoza, cuando volcó y el acoplado cargado de arena cayó más de diez metros sobre esta última arteria. Por fortuna, justo nadie pasó por abajo.

A esa misma altura de Circunvalación también chocaron dos utilitarios. Un micro de pasajeros, dos autos y una camioneta terminaron enredados en una colisión múltiple en el cruce que la avenida tiene con Juan B. Justo. Y como si esto fuera poco, un ómnibus de larga distancia se estampó contra un camión en Juan José Paso. En todos los casos, sólo hubo heridos leves.

Si bien se trata de una avenida de jurisdicción nacional, llamó la atención que las tareas de corte y reordenamiento del tránsito fueron hechas por personal de la policía provincial, con casi nula participación de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad y de la Guardia Urbana (GUM). En ese marco, los agentes hicieron malabares para ordenar el flujo vehicular en ambos sentidos del camino.

Sangre y arena. La ciudad amaneció ayer cubierta de una intensa niebla y un leve garúa que no tardaron en cubrir el averiado pavimento de la Circunvalación.

Durante las primeras horas, un camión que transitaba de norte a sur volcó sobre el puente que atraviesa Mendoza y el acoplado repleto de arena cayó más de diez metros justo en el espacio que queda entre los dos carriles de esta última arteria. De milagro no aplastó a otro vehículo y el camionero fue rescatado ileso por los bomberos.

A pocos metros de ese lugar, pero unos minutos más tarde, dos camionetas protagonizaron otro choque. Una pertenecía al dueño del camión siniestrado, que no salía de su asombró por la mala fortuna.

Mientras el tránsito se hacía cada vez más lento por las tareas de remoción de los vehículos que habían chocado, un micro de pasajeros de la firma Litoral Bus colisionó contra un camión en la intersección con Juan B. Justo.

Los encontronazos no terminaron allí. Otro accidente en cadena se originó en Juan José Paso y Circunvalación, cuando chocaron un micro de pasajeros de Flecha Bus, un Volkswagen Bora, un Chevrolet Corsa,y una camioneta Chevrolet Silverado. Allí rescataron con heridas leves a un hombre y a una mujer de la camioneta, que fueron asistidos por el Sies.

Así, mientras se espera que comiencen los trabajos de bacheo con la llegada de los fondos asignados a la reparación integral de Circunvalación, esta vez las condiciones climáticas y la imprudencia se conjugaron para producir nuevos accidentes. Y sólo la fortuna intercedió para que no hubiera que lamentar ninguna vida.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario