La ciudad

Netanyahu logró una clara victoria y se quedó con la mitad del Parlamento

En la tercera elección general en menos de un año, superó el empate con el opositor Benny Gantz y solo necesita un escaño más para formar gobierno.

Martes 03 de Marzo de 2020

Benjamin Netanyahu logró una gran victoria electoral ayer sobre la oposición centrista y la izquierda árabe-israelí. En la que fue la tercera elección adelantada en menos de un año, finalmente Netanyahu logró una mayoría holgada sobre su adversario, Benny Gantz. El Likud de Netanyahu lograba 60 escaños sobre los 120 del Parlamento unicameral o Kneset, 37 más que la formación Azul y Blanco de su principal adversario. La formación árabe-israelí lograba 14 asientos. Como en Israel se vota hasta la 10 de la noche los resultados preliminares se conocieron luego de la medianoche. Tres sondeos a pie de urna publicados tras el cierre de los colegios electorales pronosticaron una clara victoria del primer ministro, que se quedaba incluso a las puertas de la mayoría absoluta. Netanyahu tiene casi asegurada una mayoría de gobierno, dado que solo debe conseguir un escaño más.

   Según las proyecciones del canal Channel, el Likud de Netanyahu 37 de los 120 escaños de la Kneset o Parlamento, por delante de su principal rival, el partido Azul y Blanco de Benny Gantz (32 asientos). La tercera fuerza volvía a ser la Lista Conjunta árabe-israelí con 14 asientos.

   Sin embargo, sumando a los partidos ortodoxos aliados de Netanyahu el actual primer ministro consegueguía sumar 60 asientos, uno por debajo de la mayoría absoluta, frente a los 52 del bloque que apoyaría a Gantz. Quedarían al margen de los dos bloques el partido conservador Yisrael Beyteinu del ex ministro de Netanyahu Avigdor Lieberman con ocho asientos.

   El sondeo a pie de urna de la TV pública Kan pronosticaba resultados muy similares: 36 de Likud, 33 de Azul y Blanco, 15 de Lista Conjunta, 9 de Shas, 8 de Judaísmo Unido de la Torá, 7 de Yamina, 6 de la coalición de izquierda Partido Laborista-Gesher-Meretz y 6 de Yisrael Beyteinu. El bloque afín a Netanyahu sumaría 60 asientos; 54 el de Gantz y 6, Lieberman.

   El tercer estudio es el de Channel 12, que pronostica 37 asientos para el Likud, 33 de Azul y Blanco, 14 de Lista Conjunta, 9 de Shas, 7 de Judaísmo Unido de la Torá, 7 de Yamina, 7 de Partido Laborista-Gesher-Meretz y 6 de Yisrael Beyteinu. Netanyahu contaría con 60 afines, Gantz con 54 y restarían los seis diputados de Yisrael Beyteinu.

   Destaca también el primer dato oficial de la votación, el de la participación, con un 65,5 por ciento hasta las 20, la cifra más alta desde las elecciones de 1999, disipando así los temores al desencanto por ser las terceras elecciones en once meses.

   Según reseñó el diario The Times of Israel, después de las dos elecciones no concluyentes del año pasado, en abril y septiembre, el resultado tan neto a favor de Netanyahu parece un mensaje claro de los votantes: basta de inestabilidad y formen un gobierno que no sea interino, como lo es desde hace ya un año. Si Netanyahu logra poner a su lado a un solo diputado de la oposición, alcanzará la mayoría necesaria de 61 escaños, poniendo fin a la crisis política. El partido de Lieberman parece el más próximo a dar su apoyo.

   La votación fue en gran medida un referéndum sobre Netanyahu, que será juzgado por cargos de corrupción, incluyendo soborno, el 17 de marzo. Ahora Netanyahu es el encargado de formar gobierno. El Tribunal Superior de Justicia probablemente tendrá que decidir si alguien que se enfrenta a cargos penales puede hacerlo. La ley sólo dice que un primer ministro debe renunciar si es condenado con todas las apelaciones agotadas, un proceso que tomaría por lo menos tres o cuatro años, pero un fallo anterior del Tribunal Superior de Israel ha impedido que los ministros sirvan si se enfrentan a una acusación penal, y podría sentar otro precedente de este tipo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario