La Ciudad

"Necesitamos responsabilidad para no dañar la economía, pero sobre todo para no generar muertes"

Para el infectólogo Damián Lerman, las restricciones en las reuniones sociales son necesarias.

Viernes 09 de Abril de 2021

"El problema que tenemos en este momento está en las reuniones sociales, en los encuentros familiares o en las fiestas clandestinas, porque sabemos que el virus se transmite más en estos lugares", insistió Damián Lerman , vicedecano de la facultad de Ciencias Médicas, infectólogo del Hospital Eva Perón y asesor en el comité de crisis provincial. Advirtió que es necesaria mucha responsabilidad "para no dañar la economía, pero sobre todo para no generar muertes" frente al crecimiento de los contagios de coronavirus.

En ese contexto, el profesional analizó las medidas anunciadas el miércoles por la noche por el gobierno nacional que incluyen una restricción de la circulación nocturna y limitaciones a los encuentros sociales durante tres semanas para frenar la segunda ola de Covid-19.

Para Lerman, las medidas restrictivas son necesarias "en función de la generación de protocolos que permitan, de alguna manera, que la economía funcione porque en verdad si uno hace muchas restricciones, quienes más sufren los daños son el pequeño y mediano comerciante, por ejemplo, o los dueños de bares y restaurantes. Nosotros tenemos en una economía golpeada y dentro de eso tenemos que insertar las medidas sanitarias correctas, para eso tenemos que arbitrar diferentes protocolos que permitan reducir y distanciar a la gente que esta en los diferentes lugares donde se pueda producir una aglomeración de personas".

El infectólogo advirtió que esa convivencia no siempre es fácil de lograr. "Tenemos que ser lo suficientemente ingeniosos para permitir que los rubros sigan trabajando, pero que se respeten los protocolos a rajatabla", aseguró, y consideró que en términos generales tanto en los comercios como en los lugares de trabajo se cumple con las medidas necesarias para prevenir la enfermedad, como el distanciamiento, la ventilación adecuada o el uso de tapabocas.

Según el especialista, el problema está en las reuniones familiares y en las fiestas clandestinas, "que es donde hay que poner el ojo. Y si bien es difícil acceder a todos los lugares donde estos encuentros se desarrollan, sobre todo porque son en domicilios particulares, necesitamos muchísima educación y muy buena información para que la gente sepa que estos encuentros indebidos de mucha cantidad de gente son más proclives a contraer el coronavirus"

Lerman destacó que "se trata de un momento muy complejo", donde se necesita de "muchísima responsabilidad para no seguir dañando la economía, pero sobre todo para no generar muertes ni caos en las terapias intensivas" de los hospitales.

"No es nada sencillo, pero es necesario redoblar los esfuerzos para concientizar, para informar, abrir canales de diálogo. Nuestra responsabilidad en primer lugar es no seguir dañando al ser humano y no dañar la economía después. Necesitamos hacernos cargo de lo que nos pasa, porque después las medidas antipáticas aparecen y se podrían evitar", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario