La ciudad

Murió un hombre de 42 años que contrajo leptospirosis en la zona de El Mangrullo

Estaba en estado crítico, internado en terapia intensiva en el Provincial desde el domingo. En el barrio viven entre basura y agua estancada.

Sábado 16 de Marzo de 2019

Luego de estar en estado crítico desde el domingo, falleció ayer un hombre que estaba internado en el Hospital provincial por un cuadro de leptospirosis. Los vecinos de la zona del bajo Saladillo dieron cuenta de cómo se vive allí, entre basura, tripas de pescado y agua estancada donde por las noches se acumulan roedores permanentemente. A su vez, la Municipalidad aseguró que retiró de ese sector durante enero 16 camiones repletos de basura.

El fallecimiento de Sandro Soto fue confirmado por la subdirectora del Hospital Provincial, Ana Laura Castelli, a LaCapital. Ayer se encontraba en estado crítico a causa de una leptospirosis y con respiración artificial. Hacia las 16, la profesional informó el deceso de Soto, vecino de la zona de Circunvalación y Gutiérrez.

El barrio está jaqueado por la acumulación de basura en el denominado bajo Saladillo, donde las ratas acechan y andan entre el precario asentamiento conocido como Villa Fausta.

Una suerte parecida corre El Mangrullo, zona cercana a donde vivía Soto y en la que las necesidades se apilan a lo largo de sus calles y se amontonan en una parte icónica del barrio: el puente que desemboca en el astillero Fluvimar.

"Somos como una isla desierta. Hace 42 años que vivo acá y nadie se acuerda de nosotros", expresó a este diario una vecina de El Mangrullo.

Algunos habitantes de la zona afirmaron que no hay un plan integral para realizar un saneamiento correcto de esa parte del río; ni siquiera, a sabiendas de que allí hay un astillero, clubes y guarderías náuticas que atraen a decenas de personas todos los fines de semana.

Uno de los referentes del barrio es Jesús Medrano, quien a pulmón lleva adelante una copa de leche que reparte tres veces por semana gracias a las donaciones que consigue de quienes le dan una mano y de un programa en Radio Rebelde de Rosario.

Medrano contó que quiso organizar una cuadrilla de limpieza del barrio, pero que no obtuvo respuestas de la Municipalidad. "La idea era, entre los vecinos, dejar todo en condiciones porque por acá pasan muchas personas los fines de semana y queremos reacondicionar todo. Pero el proyecto no se aprobó".

A pulmón

Tales son las ganas de los vecinos de mejorar el barrio que entre algunos juntaron donaciones (de las que colaboraron, según comentaron, gente del astillero y de la guardería cercana) y esfuerzo para colocar dos reflectores en el puente que pasa sobre una de las desembocaduras del arroyo Saladillo. Es que aseguran que pasar de noche era casi imposible porque no se veía nada.

Las ratas también fueron motivo de queja de los vecinos, que afirmaron que a la noche se llena por la basura y las tripas de los pescados que flotan en ese sector del arroyo.

"Pedimos, aunque sea, unos cebos como para ahuyentar las ratas. Aunque sabemos que esa no es la solución", dijo Medrano.

Desde la Secretaría de Ambiente confirmaron que sacaron 16 camiones de basura en enero como medida de limpieza. Defensa Civil se encontraba realizando trabajos ayer, aunque no tenían nada que ver con tareas de saneamiento en el sector. El jueves, los ediles Eduardo Toniolli y Roberto Sukerman presentaron en el Concejo un pedido de informes y una intervención de urgencia para la zona, sobre la cual el primero consideró que hay "una cantidad de ratas impresionante".


Un comedor que necesita ayuda

Jesús Medrano, referente del barrio en el que ayer murió un vecino por leptospirosis, mantiene a pulmón y con la ayuda de otros habitantes de la zona un comedor comunitario con el que le sirve la copa de leche a muchos chicos del bajo Saladillo. Quienes quieran aportar alguna ayuda para mantener esta acción solidaria, será bienvenida. Pueden comunicarse al teléfono 156-969934.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});