La ciudad

Murió a los 61 años la artista plástica rosarina Graciela Sacco

Representó a la Argentina en bienales de distintos lugares del mundo. Sus obras integran colecciones públicas y privadas

Lunes 06 de Noviembre de 2017

"No se si primero viene la forma y después el concepto o al revés. Lo cierto es que hay un punto en el que lo veo y ahí es donde aparece la obra", decía Graciela Sacco sobre su propio trabajo. Ayer la artista plástica murió a los 61 años de una enfermedad terminal y dejó su obra plasmada en distintos lugares del mundo. En gran parte utilizó el registro fotográfico como materia prima, sobre todo aquel que había tenido una circulación previa y podía ser resignificado.

La obra de Sacco traspasó hace rato las fronteras de Rosario, la ciudad que la vio dar sus primeros pasos en la Facultad de Humanidades y Artes, donde recibió el título de licenciada en Bellas Artes.

La artista plástica fue representante argentina en las bienales de Venecia, La Habana, San Pablo y Shangai, entre otras. Su obra está repartida en colecciones públicas y privadas, nacionales e internacionales.

Hace unos meses, "¿Quién fue?", una interferencia urbana de su autoría que forma parte de Bienalsur 2017, quedó instalada en estaciones de trenes de distintos puntos de Latinoamérica con gigantografías de dedos que señalan a quienes pasan por esos no-lugares a los que la artista entendió como espacios cotidianos de pertenencia y total indiferencia.

Esta forma de aparecer en el espacio público fue uno de los pilares del trabajo de Sacco. Para ella, el sentido que adquieren las artes visuales tiene que ver con la circulación del hecho artístico y por eso consideraba a la contextualización como un elemento tan relevante. "Para mí hacer obras es un modo de pensar, un modo de ver lo que pasa alrededor, y creo que es lo que permite pensar que algo puede ser de un modo o de otro, y cómo se pueden transformar o cambiar las cosas", expresó la artista más de una vez, porque era uno de las líneas que guiaban su pensamiento.

Gran parte de su obra utilizó imágenes de registro fotográfico como materia prima y como mediación para la búsqueda del sentido. Sacco realizó apropiaciones de imágenes con circulación previa y las recontextualizó para darles nuevos sentidos. En el contacto de las imágenes con lo social está dado el sentido.

Graciela Sacco comenzó a exhibir su obra en 1982, años antes de recibirse. Luego fue también docente de las cátedras sobre la problemática del arte latinoamericano en el siglo XX y del taller de arte experimental de esa casa de estudios. Fue dentro de ese ámbito donde realizó investigaciones como la que se publicó bajo el nombre de "Tucumán Arde", en 1987, sobre la vanguardia estética argentina de los años ‘60.

En 1992 publicó Escrituras Solares, una investigación sobre el uso de la heliografía en el campo artístico.

Su carrera despegó luego de la bienal de San Pablo de 1996 y a partir de allí desarrolló una vasta obra que se caracterizó por la búsqueda permanente de nuevos medios, técnicas y materiales y recorrer problemáticas políticas y sociales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario