La ciudad

Muchas santafesinas no se hacen un control clave

Más del 40 por ciento de las mujeres adultas no se practicaron una mamografía en los últimos dos años para detectar cáncer de mama.

Sábado 08 de Junio de 2013

La última encuesta nacional de factores de riesgo del Ministerio de Salud de la Nación reveló que más del 40 por ciento de las mujeres adultas que vive en Santa Fe no se hizo una mamografía en los últimos dos años.

Es cierto que el nivel de cumplimiento de este estudio es más alto en la provincia que en el promedio del país, sin embargo las cifras indican que miles de mujeres santafesinas están en este momento sin este control indispensable de salud que permite detectar pequeños tumores mamarios e iniciar lo antes posible un tratamiento.

Las causas son múltiples; una de ellas es, paradójicamente, el temor que sienten muchas de que les descubran "algo malo". La médica especialista en diagnóstico por imágenes María Cristina Crocco, directora de Elas, un centro de diagnóstico que Grupo Oroño pensó y diseñó especialmente para la mujer, confirmó estos datos y aseguró: "Por desconocimiento, porque les causa alguna molestia, o porque tienen miedo de estar enfermas, muchas mujeres evitan la mamografía cuando este chequeo les puede salvar la vida".

El cáncer de mama provoca 4.500 muertes por año de mujeres argentinas. La mamografía otorga la posibilidad de detectar el tumor cuando es muy pequeño y por lo tanto tiene mayores chances de cura. "Incluso, con la tecnología de última generación como la tomosíntesis, que permite captar la mama desde distintos ángulos de manera tridimensional, tenemos más recursos para encontrar tumores incipientes, incluso algunos que no se detectan en la mamografía convencional cuando la mama es demasiado densa", destacó la profesional.

Aunque hay una mayor difusión sobre la importancia de los chequeos ginecológicos como el papanicolau y la mamografía, todavía quedan muchas mujeres desprotegidas.

Hay un grupo que no tiene recursos socioeconómicos y ni siquiera accede a la salud pública. Pero también hay señoras que tienen obra social y recursos de todo tipo y que hace años que no se hacen un control. "Sí, lamentablemente llegan mujeres que hace cinco o seis años que no se realizan una mamografía", confirmó Crocco. La especialista agregó que "no es raro que detectemos tumores grandes, de años de crecimiento, en mujeres de medio o alto nivel socioeconómico".

"Hay que hacer hincapié en que se trata de un examen de búsqueda temprana que nos permite ganarle mucho tiempo a la enfermedad. Tenemos pacientes a las que les hemos descubierto tumores malignos y que hace décadas que llevan una vida normal", enfatizó la médica a cargo de Elas.

Respecto de la necesidad de anticipar la mamografía, Crocco remarcó que "debe hacerse antes de los 40 años en aquellas mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama en la familia; si la abuela, la madre o la hermana tuvieron la enfermedad lo ideal es adelantar 10 años la mamografía respecto de la edad en que se presentó el tumor en dicha familiar. Si alguien tiene una madre con diagnóstico de cáncer a los 45, debe iniciar los controles a los 35", dijo.

La especialista invitó a todas las mujeres a cumplir con esta rutina anual: "Recomendamos a las mujeres que no tengan miedo porque la mamografía es una aliada de su salud y su calidad de vida; es un estudio simple, rápido, y que en la mayoría no causa ningún malestar. Hacerlo en un ámbito de contención y respeto también es muy importante. No debería haber ninguna excusa".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario