La ciudad

Movi incorporó a dos de las cuatro colectiveras que reclamaron en la Justicia

Tras varias instancias judiciales, la empresa Movi comunicó que fueron convocadas dos de las cuatro mujeres demandantes.

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

Luego de varias instancias judiciales, la empresa Movi comunicó que ayer fueron convocadas dos de las cuatro mujeres demandantes para sumarse rápidamente a prestar servicios como conductoras de ómnibus del servicio de transporte urbano de pasajeros (TUP). Y aclaró que previamente deberán cumplir con las evaluaciones psicofísicas que impone la normativa, para conseguir el "apto" para ese trabajo.

En tanto, desde la firma, informaron que otra de las interesadas fue examinada como "no apta" para desempeñar las tareas asignadas de acuerdo a los exámenes preocupacionales que marca la ley.

Vale precisar que las exigencias laborales a cumplir por las mujeres impulsoras del reclamo judicial implican riesgos tanto a la integridad psicofísica de la persona que las cumple, como para terceros, que pueden ser los pasajeros, los peatones, los ciclistas, o conductores de otros vehículos.

Es por eso que la empresa remarcó la importancia de realizar los exámenes correspondientes previos a la contratación.

Por su parte, sobre la cuarta mujer interesada, Movi Rosario comunicó que por motivos personales se hallaba fuera del país y se estableció una nueva fecha de realización de los estudios psicofísicos. Y detalló que una vez recibidos los resultados, y de ser encontrada "apta", se procederá con su inmediata incorporación.

La Justicia había multado a la empresa Movi por no reincorporar a estas cuatro conductoras en el servicio, tal como lo ordenaba un fallo reciente que consideró que la transportista había discriminado a las trabajadoras por ser mujeres. La jueza laboral Paula Calace Vigo le ordenó a la firma del Estado a abonar 1.500 pesos, a cada una de las cuatro choferes, desde el pasado 11 de septiembre hasta que se incorporen al servicio.

"Venimos de una lucha muy larga y muy cansadora, inédita en el país. Hubo muchas idas y vueltas. Y siempre había que volver a reclamar, para romper nuevas barreras", comentó Natalia Munafo, quien volverá mañana a la empresa.

"La verdad es que todavía no caigo. La sensación es la de ver el resultado de mucho sacrificio, de mucho tiempo. No veo la hora de poner un pie en el colectivo", confió.

Y expresó: "Este llamado me llena de orgullo, estoy muy feliz. Por eso, hay que seguir apoyando esta lucha de paridad de género".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS