La ciudad

Monseñor Martín: "Si se aprueba la ley del aborto estaremos generando una sociedad que descarta personas"

El arzobispo de Rosario mostró la oposición de la Iglesia a la despenalización del aborto. "Queremos una sociedad inclusiva, que valore a todo ser humano que viene al mundo".

Jueves 15 de Marzo de 2018

En medio del debate por la despenalización del aborto, hoy dio su punto de vista como representante de la Iglesia el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, quien afirmó que de aprobarse la iniciativa "nos convertiríamos en una sociedad que descarta personas y no es inclusiva, que excluye y descarta", al tiempo que sostuvo: "Queremos una sociedad inclusiva, generosa y que valore a todo ser humano que viene al mundo".
Martín ya se había expresado en este sentido cuando criticó a la dirigencia política por no haber expresado su posición a favor del aborto cuando fueron candidatos.
"Nuestra posición es clara en favor de la vida, entendiendo que la vida es un don y que todo ser humano que ha comenzado su camino tiene derecho a ser bienvenido a la vida, al mundo, porque sino estamos generando una sociedad que descarta personas y no es inclusiva, que excluye y descarta. Y nosotros queremos una sociedad inclusiva, generosa y que valore a todo ser humano que viene al mundo", argumentó el arzobispo de Rosario sobre el debate que se instaló en el país en torno a la legalización del aborto.
El panorama actual: El proyecto sobre la despenalización del aborto fue presentado el 6 de marzo pasado en la Cámara de Diputados y los impulsores de la medida esperan que llegue al recinto para ser tratada antes de mitad de año. Los promotores de la legalización del aborto trabajan en la construcción de una mayoría para lograr la aprobación de la reforma y su posterior giro al Senado.
Dar el debate con argumentos racionales, evitar exposiciones agresivas e impedir las dilaciones en el tratamiento son los puntos básicos de la estrategia definida por el núcleo duro de los 71 diputados de casi todas las bancadas que firmaron la iniciativa. Es el respaldo más numeroso que obtiene el proyecto en el Congreso desde su primera presentación, en 2006.
La situación en Rosario. El secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana, confirmó hace unos días que bajó la mortalidad de mujeres que se someten a interrupciones de embarazos, así como la cantidad de internaciones por aborto en los efectores municipales.
"Ha disminuido el número de internaciones por aborto y la realización se hace más garantizada en toda la red con equipos", sostuvo, al tiempo que reconoció que de esa manera se evita que aparezcan "todas esas complicaciones que veíamos antes por hacerlos en forma clandestina". Agregó que "el indicador sanitario que nos diferencia como ciudad, y que viene disminuyendo como provincia, tiene que ver con la tasa de mortalidad materna".
El pensamiento de la iglesia. Martín también destacó que "también entendemos el drama que puede vivir una mujer que puede verse tentada por las dificultades que puede estar pasando, pero decimos que nunca es gratuito el aborto, porque no es gratuito biológicamente, por que es una agresión a otra persona y porque también deja consecuencias espirituales".
Por todo esto, para el arzobispo de Rosario el aborto "no es la solución. Resolver un drama eliminando a uno de los humanos no es la solución, la solución siempre es salvar las dos vidas, la de la madre y la del bebé, quien es el más indefenso, porque no tiene voz y no se vale por si mismo".
Y fundamentó su postura en una decisión que adoptó el actual presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, cuando estuvo al frente del gobierno en su período anterior. "Por eso estoy de acuerdo con el actual presidente de Uruguay cuando vetó la ley del aborto. Decía que el grado de civilización se mide por la defensa de los más débiles, y el niño en el vientre de la madre es el eslabón más débil. Comprendemos los dramas, pero no podemos justificar el mal".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario