La ciudad

Misericordia informó que el no docente acusado de abuso "no tiene acceso ni contacto con el alumnado"

La representante legal del colegio, Dora Micheletti, aseguró hoy que el hombre, encargado del área de mantenimiento, se mostró sorprendido por lo contado por un nene que dejó de asistir a las clases de educación física porque se inhibía y alteraba al verlo.

Miércoles 24 de Octubre de 2018

La representante legal del colegio Misericordia, Dora Micheletti, admitió hoy que a la institución le resulta "un caso muy extraño" la situación generada a partir de la investigación iniciada contra un empleado de mantenimiento de la escuela, quien fue separado de sus tareas por presuntas irregularidades con un nene de 4 años del nivel inicial.
El hecho ocurrió cuando docentes de educación física notaron que el nene se inhibía y alteraba al concurrir a la clase, ya que pasaba por un espacio donde observaba al hombre.
Hoy, en declaraciones a la prensa, la representante legal del Misericordia, Dora Micheletti, dio detalles del hecho y comentó que "después de varias entrevistas y frente a su psicóloga (el nene) dijo que el señor le había cantado el arroró, le había sacado las zapatillas y se las había vuelto a poner y que estaba con miedo con respecto a ese señor".
La representante del colegio de bulevar Oroño al 900 ratificó que el involucrado "no es docente, es un personal de mantenimiento" y trascartón comentó que el caso le resulta "muy extraño" porque el chico "en ningún momento se registró solito y esa persona no tiene acceso ni contacto con el alumnado".
Micheletti comentó que, de todas maneras, las autoridades del colegio estaban "trabajando con la familia, llevamos el caso al Ministerio (de Educación) y estamos siguiendo los pasos que ellos nos indican".
"El colegio detectó que el chico no quería ir a educación física y de inmediato le avisamos a los padres porque nos parecía una situación extraña".
Consultada sobre si dudaban de la versión del nene o de si podría tratarse de otra persona, la mujer se limitó a decir que el colegio "está investigando y hay actuaciones internas. Algunos suponen que pudo haber habido algo más, pero no tenemos otra información. El Ministerio nos pidió que preventivamente lo separáramos".
Sobre cómo se habían enterado del hecho, Micheletti explicó que "el colegio detectó que el chico no quería ir a educación física y de inmediato le avisamos a los padres porque nos parecía una situación extraña".
"Nunca en la vida nos había pasado esto", agregó para luego comentar que "tenemos cámaras, las hemos ofrecido, se han revisado y no se ha visto nada anormal".
Cuando le preguntaron si habían hablado con el encargado de mantenimiento expresó que "él hizo su descargo y se mostró sorprendido. Es una persona que ha tenido un excelente desempeño durante todo el tiempo que ha trabajado en la escuela, que es mucho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});