Pandemia

Médicas y médicos cerca de contar con un instrumento jurídico que condene la violencia en su contra

La Cámara de Diputados provincial dio media sanción al proyecto de modificación del Código de Faltas, que establece penas para actos de violencia contra integrantes de equipos de salud.

Domingo 05 de Julio de 2020

El Colegio de Médicos de la provincia de Santa Fe segunda circunscripción ha recibido con gran satisfacción la votación de la Cámara de Diputados provincial, que el 2 de julio dio media sanción al proyecto de modificación del Código de Faltas, que establece penas para todo tipo de actos de violencia contra integrantes de equipos de Salud. Resta la aprobación del Senado para que las y los profesionales tengan una herramienta jurídica que les dé mayor protección y contribuya a erradicar un problema, que se ha acentuado en los últimos tiempos, incluso en este contexto de pandemia.

La modificación del Código de Falta, que permitirá condenar la violencia contra profesionales de la salud, es una iniciativa que promovió el Colegio —junto a otras entidades profesionales médicas— en 2017 y que había perdido estado parlamentario; por lo que ahora estamos muy expectantes de su aprobación definitiva.

Confiamos en que, muy pronto, quienes desempeñan una función esencial para la sociedad, podrán cumplirla en un marco de merecida seguridad y confianza.

Un largo camino: prevenir, contener y luchar para la erradicación

“No a la violencia contra los equipos de Salud” ha sido, desde hace mucho tiempo, un imperativo para el Colegio de Médicos, que además de promover su jerarquización en las agendas de los Estados provincial y municipal, viene instrumentando políticas institucionales tanto para la prevención como para el abordaje contenedor –mediato e inmediato– de esas situaciones indeseadas.

En 2017, el Colegio de Médicos junto a la Asociación Médica de Rosario (AMR) y el AMRA (Sindicato Médico) había elaborado un proyecto de reforma del Código de Faltas, que en junio de ese año tuvo media sanción en el Senado provincial, pero lamentablemente perdió estado parlamentario.

Pese al revés, el Colegio siguió promoviendo la propuesta, a través de campañas gráficas en vía pública, y fortaleciendo el diálogo con otras entidades profesionales, con legisladores y con funcionarios provinciales; y, en buena medida, como resultado de esa prédica hoy nos encontramos en los umbrales de lo que representará un cambio, cuyo impacto —entendemos— trascenderá los límites de nuestra provincia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario