La ciudad

"Me preocupa mucho más que no se autorice el ingreso de jeringas al país que la falta de tampones"

Miguel Buz, secretario de la Cámara de Insumos Médicos de Rosario, dijo que el suministro se normalizaría a fines de febrero y reveló que el problema surgió dos años atrás. 

Martes 13 de Enero de 2015

La falta de tampones en las farmacias y supermercados generó una gran polémica, sobre todo en el universo femenino, aunque desde la  Cámara de Insumos Médicos de Rosario señalaron que "más importantes es que no ingresen jeringas al país".

En diálogo con el programa "Todos en la Ocho", el secretario de la cámara, Miguel Buz, se refirió a la falta de insumos en la provincia y destacó que "no es en Santa Fe que faltan, sino en la Argentina. Esto viene desde hace unos dos años, más después de que se pusiera el cepo a las importaciones. No autorizan importaciones de jeringas, por ejemplo. El consumo de jeringas son 40 millones por mes. En el país se fabrican entre 3 y 4 millones por mes. Al 31 de diciembre de 2012, habían entrado 368 millones de jeringas. Al 30 de agosto de 2014 habían ingresado 168 millones".

"Ese desfasaje -amplió Buz- se fue manteniendo con el stock que tenían los importadores, los distribuidores y las instituciones. Hoy estamos en falta. Pero para que de China llegue acá la mercadería pasan 90 días. También se fue cortando la cadena de la salida de barcos. Y cuando llegan necesitan 15 días de almacenamiento para cumplir con los requisitos de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), que es una manera de controlar que el producto no tenga inconvenientes".

Acerca de si la situación había sufrido alguna modificación, el dirigente de la cámara indicó que "empezó a normalizarse algo por noviembre o diciembre. Entonces, estamos con cuentagotas y con cualquier marca, sin hablar de malas calidades. Estimo que esto puede empezar a regularizarse para la entrega del día a día, sin stock, a fines de febrero. Y de ahí hay que encontrar lo que sea. Incluso hoy los compradores no se fijan en el precio, sino en tener algo de stock".

Cuando se le preguntó si los insumos no podían fabricarse en el país resaltó que "no porque los precios internacionales no condicen con los costos de producción que puede tener la Argentina".

"Esto es muy simple -abundó Buz a La Ocho-. Acá no es cuestión de hacer política porque no pertenezco a ningún partido sino a la parte gremial. No hay confiabilidad para hacer inversiones. Cuando se habla de un país serio se habla de algo que va a pasar de acá a 20 años, acá no podemos hablar de acá a 20 horas".

El directivo destacó la cantidad de aparatos "que no están funcionando porque no entran los repuestos, que no son autorizados para traer. Pero un repuesto puede venir en una urgencia en un avión, pero una jeringa, por ese modo, cuesta 300 pesos traerla. No hay criterio. Yo soy un arriesgado al hablar, pero las confederaciones, las asociaciones, los importadores tienen miedo por las presiones o las réplicas que pueden tener".

Acerca de la ausencia de tampones en las farmacias y supermercados, Buz se animó a "desafiar" al universo femenino al indicar que "que me disculpen las mujeres, pero no me preocupa tanto, porque es un elemento de comodidad, no es un elemento curativo. Me preocupa que el helicóptero que tenga que salir hacia algún lugar no lo haga porque no hay autorización para que salga. Para qué vamos a seguir diciendo cosas. Necesitamos un gobierno, de cualquier color, que tenga ideas más claras de cuáles son las verdaderas necesidades y cuáles son los tiempos de cada cosa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS