La ciudad

"Me da muchísima bronca la actitud de quienes violan la cuarentena"

Así lo admitió el intendente Pablo Javkin y sentenció: "Parece que se sienten omnipotentes por tener recursos económicos".

Viernes 27 de Marzo de 2020

"Me da muchísima bronca la actitud de quienes violan la cuarentena tras volver de viaje", señaló ayer el intendente Pablo Javkin en clara alusión a empresarios que desoyeron los protocolos de aislamiento y salieron de sus casas en auto y hasta en yate. "Parece que se sienten omnipotentes por tener recursos económicos", consideró.

"En estas crisis, como en todo, se muestra lo mejor y lo peor de cada sociedad. Y así vemos gente que viajó al exterior, que entiende la situación, que tiene toda la información disponible, y que así y todo es capaz de violar un aislamiento", remarcó.

Sin medias tintas, reconoció que la pandemia cambió todo su plan inicial de gobierno para enfocarse en lo sanitario y lo social. "El plan de los primeros cien días voló como una grulla", afirmó.

Javkin llegó temprano al Palacio de los Leones y recibió a La Capital con buen ánimo. "No paré. Estuve hasta tarde. Los días son eternos", remarcó.

Apenas subió las escaleras de la Municipalidad recibió uno de los tantos reclamos sociales diarios. Escuchó unos minutos y dio respuesta.

No ocultó su malestar por la actitud desaprensiva de quienes violaron la cuarentena y fueron imputados por Fiscalía. Está ofuscado con los casos de empresarios de alto perfil que desoyeron los protocolos de aislamiento y salieron de sus casas. "Pareciera que es la omnipotencia de tener recursos. En vez de usarlos solidariamente, lo hacen en el peor de los sentidos. Me da una bronca tremenda esa actitud, porque los casos positivos de coronavirus que tenemos en la ciudad derivan de quienes viajaron al exterior o tuvieron contacto con ellos. Sabemos que por ahora la mejor vacuna es cumplir las normas y si lo hacemos tenemos muchas mejores posibilidades de enfrentar este virus. Es mucho el esfuerzo que hace la gente humilde en los barrios para cumplir el aislamiento. Ellos (por los empresarios infractores) deberían ser los primeros en dar el ejemplo, porque tuvieron la posibilidad de viajar afuera", se explayó.

>>> Leer más: Dura crítica hacia la actitud del socialismo

Luego, la charla giró en torno a las consecuencias emocionales, económicas, sociales y hasta políticas de la pandemia. "Lo estoy viviendo con mucha intensidad y enfocado en preparar la ciudad en términos de los elementos sanitarios y esenciales para enfrentar este tipo de situaciones con alcance global, inédita y que seguramente nos va a marcar hacia el futuro", apuntó.

Miró con atención el rediagrama del gabinete que hizo hace tres días, pero tampoco perdió de vista los 133 casos de dengue positivos registrados en Rosario en las últimas horas.

Consideró que es "muy valorable" el nivel de acatamiento del aislamiento social por parte de los rosarinos y remarcó que eso "se ve en algunas medidas objetivas, como el tráfico y el transporte público. Veníamos de un feriado largo, pero creo que hay una comprensión cada vez mayor".

El intendente también subrayó la solidaridad de la gente y destacó que se saturaron los turnos de donación de sangre y hay fábricas que se pusieron a hacer insumos hospitalarios. "Vamos a unificar el esfuerzo de donaciones y voluntarios para que sepan qué vamos a necesitar y para que se centralice la ayuda a través de un solo canal de colaboración (www.rosario.gob.ar)", dijo y adelantó que hoy, junto a la UNR, presentará un trabajo de voluntariado especial para adultos mayores.

"Me preocupa mucho cubrir esta franja, porque se trata de personas que viven solas y muchas veces sus familiares tienen dificultades para hacerles llegar algo. Y también en lo emocional, porque están en soledad y en términos anímicos es complicado. Queremos que la gente se anote como voluntarios para contenerlos, llamarlos y estar presentes. Rosario tiene un impulso solidario enorme probado en muchas oportunidades y estoy seguro que en esto nos vamos distinguir", confió.

Lo que viene

En relación al coronavirus, Javkin consideró que "hay que ver el comportamiento de la semana que viene para ver el impacto de la pandemia".

En tal sentido, dijo que en cantidad de contagios "en Rosario estamos por debajo de la curva que se va dando nacionalmente", pero aclaró que "todo se va actualizando hora tras hora".

El intendente insistió con el reclamo a los vecinos de quedarse en sus casas para evitar que circule el virus. "Si quienes viajaron se quedan en sus casas y el resto permanece recluido, bajamos el riesgo del caso importado y luego el contagio. La idea y estrategia municipal es ganar tiempo para achatar la curva de contagios y así prepararnos mejor para lo que viene. El tiempo que ganemos nos permitirá atender mejor a quienes se infecten", destacó.

"En Argentina ya hay análisis de circulación viral y hay que estar atentos en la ciudad y la provincia. Esto inevitablemente va a pasar, está claro. Pero con qué velocidad y alcance, depende mucho de estas medidas. Vamos a esperar la semana que viene, pero este impacto al haber evitado grandes reuniones masivas es lo que no pasó en otros países y hay que ver cómo resulta", aclaró.

En ese orden, valoró el trabajo coordinado con provincia para abordar los efectos del Covid-19. "Es permanente, pero el que no entiende esto, no sabe cómo es enfrentar la pandemia. A nadie debe importarle el origen político del otro. Hay que articular permanentemente con Santa Fe y apostamos a eso. Y con Nación lo mismo", subrayó.

Además, dijo que está arbitrando los medios para "resolver el problema de la gente que no podrá aislarse en sus casas. Esto evitaría que tengamos que prolongar la internación de alguien en una cama de un hospital por la condición de su domicilio", indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario