La ciudad

Masiva y ruidosa movilización de los empleados municipales

Una caravana encabezada por autos del área de Control y ambulancias del Sies culminó en un gran acto frente a la Intendencia.

Miércoles 27 de Marzo de 2019

Con una ruidosa movilización, los trabajadores municipales llevaron ayer el reclamo de paritarias a la puerta del Palacio Municipal. La marcha coincidió con la primera jornada de una huelga de estatales con alto acatamiento, que paralizó la administración pública y vació escuelas y centros de salud. Durante el acto, los empleados del municipio expusieron su demanda de una recomposición salarial que mantenga el poder adquisitivo del sueldo, sin sumas en negro y con una cláusula gatillo actualizada según la inflación. "Si eso no se cumple, vamos a parar el tiempo que sea necesario", advirtió el secretario general del Sindicato Municipal de Rosario, Antonio Ratner.

La jornada arrancó temprano con concentraciones en los galpones de Servicios Públicos, Ovidio Lagos y Pellegrini, y en el Cemar, Moreno y San Luis. Desde allí, los municipales marcharon por San Luis hasta Buenos Aires y se unieron al acto en la plaza 25 de Mayo, en donde participaron también delegados de los sindicatos municipales de Arroyo Seco, Funes, Firmat y las localidades del cordón industrial, entre otras.

Una decena de móviles de la Secretaría de Control Urbano y dos ambulancias del Sies haciendo sonar sus sirenas encabezaron la manifestación. Detrás, una bandera recordó el reclamo de salarios dignos y otras pancartas identificaron a grupos de trabajadores de distintas dependencias del municipio.

Estuvieron los trabajadores de los hospitales, de museos y espacios culturales o de centros municipales de distrito. Eran muchos. Desde el escenario montado en las escalinatas del Palacio Municipal, los oradores destacaron la masividad de la marcha y contabilizaron unas diez cuadras de personas, pero fue un número exagerado.

Una oferta

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia (Festram) decretó la semana pasada un paro por 48 horas y convocó a una nueva mesa de negociación salarial para discutir con intendentes y jefes comunales la política salarial para este año.

El último encuentro no llegó a buen puerto después de que los representantes gremiales exigieron mantener la cláusula gatillo acordada el año pasado, mientras los referentes de municipios y comunas ofrecieron considerar una cláusula de actualización atada a la capacidad recaudatoria.

"Lo que estamos reclamando es mantener el poder adquisitivo de nuestros salarios y acompañar el proceso inflacionario con una cláusula gatillo adecuada", sostuvo el secretario general de los municipales de Rosario y advirtió: "Decidimos manifestarnos frente al Palacio después de que nos convocaran varias veces a tomar café para contarnos cómo caía la recaudación de la provincia y del municipio".

Ratner consideró que hay que "poner en valor" el trabajo de los empleados municipales. "Si Rosario tiene la mejor salud de Latinoamérica es porque sus trabajadores están todos los días haciendo su tarea", apuntó y mencionó también otras iniciativas promocionadas por el municipio "como los pic nics en los espacios públicos o los operativos de fiscalización de tránsito. Nosotros mantenemos el orden en las peatonales con cuatro parejas de caminantes de la GUM. Los días que estamos de paro, tienen que poner a cien policías a hacer ese trabajo", ironizó.

Después repasó públicamente las exigencias que lleva el gremio a la mesa de negociación salarial y "por las que vamos a parar todo el tiempo que sea necesario", aclaró.

La necesidad de mantener una cláusula gatillo "que no tiene que estar atada a ningún tipo de recaudación", encabezó los pedidos.

Después siguió la voluntad de lograr un acuerdo con vigencia hasta fin de año, "de enero a diciembre y sin sumas en negro, para que pueda beneficiar también a los jubilados".

El listado desató un contundente aplauso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});