La ciudad

Masajes, reiki, yoga y tai chi, otro modo de disfrutar el río y la playa

Las actividades se despliegan cada sábado, desde las 10 y hasta el 20, en La Florida, donde también se monta una feria de emprendedores.

Domingo 12 de Enero de 2020

Una sesión de reiki, 20 minutos de masajes relajantes o un spa de manos o de pies, clases de yoga y tai chi, cualquiera de las alternativas para sumar relax al verano pueden conseguirse ahora en La Florida. Y claro que a precios más económicos de lo que cuesta en el centro de la ciudad, y con el plus de hacerlo junto al río. La propuesta de feria de playa junto a spa holístico y estética se puso en marcha ayer en el balneario de la empresa municipal, continuará todos los sábados de enero, y le busca la vuelta para que una veintena de emprendedores que forman parte de la Secretaría de Desarrollo Humano de la Municipalidad y de la Red de Bienestar Integral puedan ofrecer su trabajo y sumar clientes.

   Las ferias son un clásico de la ciudad. Así y todo, muchos de los que estaban ayer en la playa no dejaron de sorprenderse por la propuesta que esta vez, a los productos tradicionales que se ofrecen en los espacios, sumó ofertas de servicios para relajarse, sentirse y verse mejor.

   Es que a los mates, porta termos, bolsos playeros y lonas, ropa e indumentaria, calzado de verano y tejidos, y hasta mesas y sillas plegables se sumaron las propuestas para el cuerpo y la mente, y hacerlo justamente en un espacio de la ciudad dedicado al esparcimiento, le da valor agregado.

   “Es ideal, porque estás ya disfrutando y más relajado que de costumbre”, aseguró Mariela Roldán, una de las masoterapeutas que estuvo en el balneario ofreciendo sesiones de masajes de relax de 20 minutos que hacen sillas hergonómicas especialmente diseñadas.

   “Estas sillas permiten trabajar los sectores de mayor tensión, que son la espalda alta y baja, los trapecios y las cervicales, la cabeza, los hombros y los brazos. Es relajar, hacerle un mimo al cuerpo y sobre todo disfrutar de 20 minutos e irte sin estrés, que es lo más importante”, señaló.

   Con precios promocionales de 200 pesos, ayer ya hubo quienes se animaron.

“Dejar un rato el sol y el río, hacerte los masajes y volver al río, es lo ideal para el cuerpo y la mente”, insistió Mariela.

Sumar alternativas

Lucas De la Torre, responsable de la empresa municipal que administra tanto el balneario como el complejo de piletas del Parque Alem, admitió que los usuarios venían más acostumbrados a las propuestas de deportes de agua y de playa, e incluso a los espectáculos en el escenario, y no tanto a esto de dedicarse un rato al relax.

   “Ayuda a un desarrollo diferente, es para todos los públicos, y a nosotros nos suma como balneario al mismo tiempo que le da la posibilidad a muchos emprendedores que cotidianamente la pelean para salir a adelante de tener otro espacios de desarrollo”, señaló.

   La idea fue organizada conjuntamente por la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat de la Municipalidad, que aporta toda la infraestructura para los feriantes, y la Red de Bienestar Integral, también un espacio de Economía Social del municipio que impulsa el asociativismo y el trabajo en equipo.

   Así, fueron más de 30 emprendedores de las ferias más tradicionales que ya vienen trabajando en la ciudad, y a los que se sumaron esta vez, masoterapeutas, reikistas, profesores de yoga y tai chi, y especialistas en cuidado y estética tanto de manos como de pies.

Moverse al sol

La jornada arrancó moviendo los cuerpos, y así se propone hacerlo cada sábado, a las 10, con una clase de yoga, abierta y gratuita para el que esté en el balneario y quiera sumarse.

   Y en paralelo, mientras algunos eligen mover el cuerpo, se ponen en marcha el resto de las ofertas. Matilde Barrera se dedica a las manos y los pies, y se instaló con promociones para esmaltado de uñas tradicional y semipermanente, uñas esculpidas, tratamientos de humectación y masajes relajantes.

   “Es prácticamente un spa de manos en la playa, y de paso se van el sábado con las manos listas para la noche”, dijo la mujer, que se propone no sólo hacer clientes de fin de semana, sino además sumar para el resto de la semana. “Les dejamos nuestras tarjetas para poder seguir atendiéndolos otros días en caso que lo deseen”, señaló.

   Los precios, aseguró, son “un 40 por ciento más baratos que en el centro”, y dio los detalles de la promoción: esmaltado tradicional con humectación por 200 pesos, esmaltado semipermanente y spa de manos, 300, y dos por uno.

   Walter fue uno de los que se encargó ayer de llevar el reiki a la arena. “Si bien está de moda, todavía hay mucha gente que no sabe de qué se trata”, admitió el hombre, que propone sesiones combinadas de masajes y reiki por 300 pesos, y “una forma diferente de disfrutar la playa”.

   Los cierres de jornada también son en movimiento. Desde las 20, y también gratuitas, las clases de tai chi se abren al público para acompañar la caída del sol.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario