La ciudad

Martín Rosúa pide que no se apruebe el descanso dominical ante posibles despidos

El concejal adelantó que, en la sesión de hoy en la que el Concejo se apresta a aprobar la ordenanza, solicitará que no entre en vigencia hasta tanto se realice el estudio de impacto económico.

Jueves 17 de Marzo de 2016

El presidente de la Comisión de Producción y Empleo del Concejo, Martín Rosúa, adelantó su voto en contra de la adhesión de la ciudad de Rosario al cierre dominical de comercios. “Tiene ribetes inconstitucionales y puede poner en riesgo muchas fuentes de trabajo”, resumió el edil radical.

El concejal adelantó que, en la sesión de este jueves en la que el cuerpo legislativo se apresta a aprobar la ordenanza de cierre dominical, solicitará que no entre en vigencia hasta tanto se realice el estudio de impacto económico, ante la posibilidad de que muchos empleados puedan perder sus fuentes laborales.

"La ordenanza que se está a punto de votar establece que, a los 6 meses de su entrada en vigencia, se realizará una evaluación del impacto económico, social y laboral que la misma haya generado. Es un error gravísimo postergar en el tiempo el análisis de las posibles consecuencias negativas de adherir al cierre dominical. Estamos en condiciones de anticiparnos y evitar males mayores. Una vez que el mercado laboral expulsa un trabajador cuesta muchísimo recuperar esa fuente de empleo. No se puede jugar a prueba y error con el trabajo de la gente”, disparó.

Y en el marco de la misma preocupación, añadió: “Tenemos temor de que muchos empresarios utilicen este argumento para definir cierres, suspensiones o despidos. Nosotros no queremos rosarinos en la calle. Es por eso que, oportunamente,  ya habíamos solicitado un estudio de impacto socio-económico a quienes promovían el debate del cierre dominical y volveremos a hacerlo antes de su aprobación”.

Rosúa también sostiene la inconstitucionalidad de la normativa a punto de aprobarse: “Como abogado, debo negarme a votar una Ley que claramente no encuadra en el marco constitucional. Se pretende regular sobre la jornada laboral cuando la Constitución indica que es competencia del Congreso de la Nación y nunca de la Provincia o de los Municipios. Con el cierre dominical compulsivo se afecta la libertad de comerciar y de trabajar consagradas en nuestra carta magna”, explicó.

En ese sentido, el titular de la Comisión de Producción dijo que "no se advierte un criterio razonable de selección de la realidad económica sobre la cual se regula" y que "no está claro cómo se determina qué tipo de locales comerciales pueden abrir sus puertas y cuáles no, ni el motivo de la diferenciación entre los empleados que pueden trabajar y los que no".

"Se sanciona una ordenanza que indica que el cajero de un supermercado tiene derecho a descansar los domingos, mientras que el empleado de un local de ropa deberá trabajar. Está claro que lo que se regula no es el derecho al descanso, que lógicamente apoyamos, sino el cierre de algunos rubros, en el que, más que velar por los trabajadores, se pretende que seamos árbitros de una disputa entre sectores empresariales”, apuntó.

“Es un auténtico mamarracho jurídico que una ley provincial prohiba el trabajo dominical, algo que está expresamente admitido y regulado en la legislación nacional. No debemos perder de vista que los supermercados hoy en día abren los domingos pero, de acuerdo a la ley laboral vigente, tienen la obligación de abonar una remuneración extra, que representa en promedio el 32% de los ingresos del empleado”, sostuvo Rosúa.

Por último, el edil criticó al oficialismo, que ya adelantó que votará a favor de la adhesión a la ley. “No entendemos cómo la misma gestión que promueve una ciudad turística, receptiva, abierta y en movimiento, y en la que permanentemente se busca generar empleo y producción, ante un contexto recesivo, acompaña una medida que va en contra de los intereses de los trabajadores, consumidores y hasta de los propios empresarios”, afirmó Rosúa.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario