La ciudad

Manejaba borracho y chocó contra un patrullero

Se trata de un hombre de 60 años a quien el examen de alcoholemia le dio 2,60, cuando el límite es 0,5. Le sacaron la licencia.

Martes 20 de Marzo de 2018

Un hombre de 60 años fue detenido ayer y le retiraron el carné de conductor luego de impactar con el auto en el que se desplazaba contra un patrullero policial en la zona sur de la ciudad. Tras el choque, la prueba de alcoholemia que le realizaron arrojó 2,60 gramos de alcohol por litro de sangre.

El siniestro se produjo en la intersección de avenida Francia y 27 de Febrero y de inmediato intervinieron agentes municipales y policiales.

Según precisó el titular de la Secretaría de Control y Convivencia municipal, Guillermo Turrin, el infractor era un hombre de Granadero Baigorria que se desplazaba en un vehículo marca Ford al momento de chocar contra el patrullero.

El funcionario explicó que, de acuerdo al procedimiento reglamentario, se efectuaron test de alcoholemia a los conductores involucrados.

En este marco, la prueba realizada al conductor del coche particular arrojó como resultado un nivel de 2,60 gramos de alcohol en sangre. En consecuencia, se dispuso la remisión del vehículo mientras que el carné de conducir —clase B1 destinado a automóviles y camionetas de hasta 3.500 kg de peso con un acoplado de hasta 750 kg o casa rodante no motorizada, o bien para camiones sin acoplado ni semiacoplado y casas rodantes motorizadas de más de 3.500 kg de peso— le fue revocado.

"La conducción bajo los efectos del alcohol es sumamente peligrosa. Es por eso que trabajamos intensamente en combatir ésta conducta", sostuvo el secretario Turrin.

En tal sentido, ratificó el firme compromiso de erradicar la conducción en estado de embriaguez. "Vamos a erradicarla de nuestras costumbres para tener, por fin, una permanencia más segura en la calle", remarcó.

Intervino en la actuación personal del 911 y de la comisaría 18.

Hace dos años el Concejo endureció las sanciones económicas para los infractores que son detectados conduciendo bajo los efectos del alcohol.

En tal sentido, las multas hoy superan los 10 mil pesos, según la gradualidad de la ingesta y la reincidencia, y prevé además la realización de cursos obligatorios de seguridad vial e inhabilitación provisoria para conducir.

Lo recaudado por las multas se destina a un fondo especial para cursos de revisión de conducta.

Lo que queda aún en el debe es el proyecto de alcoholemia cero, que no ha logrado tener el aval de la mayoría de los concejales.

Hoy, la tolerancia cero a la ingesta de alcohol se aplica a quienes conducen servicios públicos y efectivos de fuerzas de seguridad.

Reeducación vial

Mientras tanto, el gobierno provincial sigue profundizando su plan de reeducación para condenados por delitos viales, una iniciativa que lleva en conjunto la administración Lifschitz, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la ONG Compromiso Vial.

El programa instrumenta talleres de concientización en el ámbito judicial y del que forman parte infractores viales.

En 2017 fueron 12 las charlas que se realizaron y que fueron dictadas por psicólogos sociales.

Según destacó el viernes pasado en el acto de relanzamiento del programa, la responsable de Compromiso Vial, Mónica Gangemi, la experiencia de la reeducación de condenados viales "es un avance que ubica a Santa Fe a la vanguardia en innovación, y coloca a la problemática en el lugar de gravedad que significa la violencia vial".

La principal tasa de mortalidad entre personas de hasta 35 años son los accidentes de tránsito.

colectivo".

"El curso no dará la capacidad del arrepentimiento del delito cometido, pero sí una reflexión más profunda respecto del daño que se produjo", puntualizó Gangemi el viernes pasado en el acto en el que se presentó el programa.

El objetivo del mismo es analizar las conductas de riesgo, revisar la conducta delictiva, promover el cambio de actitud y reducir la reincidencia.

prueba. El test de alcholemia arrojó 2,60 gr/lt.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario