La ciudad

Mañana sube otra vez el boleto por el ajuste automático y costará 12.93 pesos

El aumento es del 12,5 por ciento y se suma al 18,5 por ciento que se instrumentó en enero. En dos meses y medio el viaje urbano tuvo un alza del 31 por ciento en Rosario.

Sábado 17 de Marzo de 2018

Desde mañana, el boleto del transporte urbano de pasajeros costará $12.,93. Así lo dispuso la Secretaría de Transporte y Movilidad municipal en uso del ajuste automático periódico de la tarifa aprobado por el Concejo. El aumento que pagarán desde la cero hora de este domingo los usuarios será del 12,5 por ciento y se suma al incremento del 18,5 por ciento instrumentado el 1º de enero pasado. De esta forma, en lo que va del año, el viaje en colectivo subió 31 por ciento en Rosario, a un ritmo tan acelerado que supera cualquier índice inflacionario. Además, en junio volverá a subir el valor ya que ahora la revisión será trimestral y no semestral.

La oposición en el Concejo ya salió a criticar la medida. "El nuevo aumento de boleto es el resultado de las presiones de las empresas privadas, a cambio de iniciar el nuevo pliego", disparó el edil justicialista Eduardo Toniolli (ver aparte).

El nuevo cuadro tarifario, anticipado en exclusiva por LaCapital el miércoles pasado, fue anunciado a través de un escueto comunicado de la Intendencia.

Antes, la intendenta Mónica Fein firmó el decreto 419 en el cual, sugestivamente "delegó" la instrumentación de los nuevos valores a la secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado.

"La materia se encuentra regulada por el Concejo, cuyo contenido es totalmente reglado y no importan apreciaciones prevalentes de oportunidad y conveniencia (...) En consecuencia, su instrumentación se trata de un acto de cumplimiento o de aplicación y no supone en modo alguno desprendimiento de un deber funcional", señala el texto firmado por la jefa comunal.

Luego agrega: "La utilización de la técnica de delegación de firma resulta adecuada para alcanzar el objetivo de desconcentración perseguido con la finalidad de optimizar el funcionamiento de la administración".

En suma, un decreto cargado de tecnicismos administrativos y burocráticos para evitar que la titular del Ejecutivo local pague costo político por otra alza tarifaria del principal servicio público que brinda el municipio en apenas dos meses y medio.

El cuadro que entrará en vigencia mañana surge de una ordenanza aprobada en 2015 por los ediles tendiente a ajustar la tarifa de manera automática dos veces al año.

En un contexto inflacionario, fue la salida que encontraron los concejales para evitar discutir políticamente de manera recurrente un tema de alto impacto público.

A fines del año pasado, la norma fue modificada parcialmente y se estableció que el ajuste pasaría a ser trimestral desde este año.

Tope salarial

El texto establece que el incremento se dará en base al estudio de costos del Ente de la Movilidad, tomando como tope la variación salarial del semestre medida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El aumento promedio de los sueldos del sector público y privado, registrado e informal, desde julio a diciembre pasado arrojó un porcentaje acumulado del 12,58 por ciento.

Ese porcentaje, aplicado sobre la tarifa vigente hasta hoy ($11,49) arroja un aumento tope de $1,44 para marzo. Por eso, desde mañana el boleto costará $12,93.

Desde el municipio recordaron que los estudiantes de todos los niveles educativos (jardín de infantes, preescolar, primario, secundario, terciario y universitario) cuentan con la franquicia estudiantil, abonando el 50 por ciento de la tarifa.

La franquicia, que se emite a través de una tarjeta personalizada y opera como credencial, tiene validez durante el ciclo lectivo.

En cuanto al sistema de trasbordo, que permite a los usuarios viajar con dos líneas abonando sólo un 33 por ciento del boleto de la segunda, se recordó que es posible hacer uso del beneficio en la totalidad de las líneas del sistema.

El nuevo cuadro tarifario debutará en medio de la tensión por el recorte de subsidios de Nación para financiar la suba salarial de los choferes, sumando presión a los costos del sistema. El boleto real, se estima, ya superó los $15.

"El aumento es por la presión de las empresas"

El aumento del boleto anunciado por la Intendencia ya generó fuertes críticas entre la oposición en el Concejo.    

"El nuevo aumento de boleto dispuesto por el Ejecutivo municipal es el resultado de las presiones de las empresas privadas, a cambio de iniciar el nuevo pliego", advirtió el concejal Eduardo Toniolli.

   "Los próximos aumentos —continuó el edil justicialista que integra la comisión de Servicios Públicos— hallarán justificativo en la baja de subsidios nacionales, y provinciales vía la progresiva eliminación del impuesto al sello, acordado en el consenso fiscal". Para Toniolli, "el problema es que sólo en el 2017, el transporte perdió un 6,5% de usuarios (8 millones de boletos menos), como resultado de los constantes aumentos (ciento por ciento en dos años y medio) y las políticas macroeconómicas que golpean el bolsillo de los trabajadores".

   "Si la única respuesta al apriete empresario por mayores tasas de ganancias y a la retirada de Nación y provincia en materia de subsidios, va a ser meterle la mano en el bolsillo a los usuarios, se profundizará la espiral destructiva de un sistema con cada vez menos pasajeros", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario