La ciudad

Macri rompió el protocolo, se acercó a los manifestantes y hasta se tomó una selfie

Llegó a horario, dio un discurso breve y conciso y les dio el gusto a sus simpatizanates y se acercó a saludarlos. El presidente se mostró generoso y distendido con la gente que lo esperaba en la calle. 

Lunes 14 de Marzo de 2016

El presidente Mauricio Macri llegó a la hora señalada. Fiel a su estilo, cumplió a rajatabla el horario que había anticipado ceremonial de Presidencia de la Nación. A las 12, estaba subiendo con paso firme las escalinatas del ingreso a la Facultad de Derecho y minutos después estaba sobre el escenario del aula magna para dar inicio al ciclo lectivo de la Universidad Nacional de Rosario.

Eso no le impidió ni bien se bajó del vehículo que lo traslado desde el helipuerto de Prefectura Naval, donde aterrizó el helicóptero que lo trajo desde el aeropuerto de Fisherton, tomar contacto con un grupo de sus partidarios que lo esperaban desde temprano acodados en la valla de seguridad montada para proteger al primer mandatario en su visita a la ciudad.

Le estrecho la mano a los hombres, beso en la mejilla a las mujeres y hasta les dio el gusto a los más jóvenes de tomarse una selfie. Lo hizo todo en un clima muy distendido, sin apremio, como si tuviera todo el tiempo del mundo y lo más importante sin que lo inquietara la manifestación de protesta que a escasos metros del lugar invadía la plaza San Martín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario