La ciudad

Macri pasó velozmente por Rosario e inauguró la obra de Circunvalación

Encabezó un acto en que se rodeó del ala dura de Cambiemos. Los trabajos de ampliación de la traza quedaron finalizados con el corte de cintas del puente intercambiador con la ruta nacional Nº 34.

Martes 23 de Octubre de 2018

En un veloz paso por la ciudad, el presidente Mauricio Macri celebró ayer la finalización de los trabajos de ampliación de la avenida de Circunvalación con la inauguración del puente intercambiador entre esa traza y la ruta nacional Nº 34. Fue en un acto de apenas diez minutos, en Baigorria y Circunvalación, donde el primer mandatario volvió a insistir sobre los ejes elegidos para el relanzamiento de su gestión "después de la tormenta": el plan de infraestructura vial, "simplificar" emprendimientos generadores de empleo y la importancia de "dar batalla a los que se creen que están por encima de la ley".


La llegada del presidente durante la lluviosa mañana del lunes fue sorpresiva. El acto estaba agendado para hoy, o al menos esa era la información que tenían las autoridades del municipio y la provincia. Sin embargo, según explicaron desde el entorno presidencial, se decidió aprovechar el viaje de Macri a Salta (donde participó del cierre de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa) para hacer una escala en Rosario.

El cambio de planes se comunicó bien entrada la noche del domingo a concejales y legisladores de Cambiemos. Al gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, la noticia les llegó apenas horas antes del acto, según confiaron sus colaboradores. Por entonces, ambos estaban en viaje a Buenos Aires para participar de un encuentro en el Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro), en el que también estuvieron Sergio Massa, Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer (ver sección Política).

Así, en el improvisado escenario montado en Baigorria y Circunvalación, las únicas autoridades fueron el presidente y su ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Cinco operarios de las empresas Benito Roggio y Rovella Carranza, contratistas de la obra, con sus monos anaranjados y sus chalecos amarillo flúo, completaron el cuadro para el discurso presidencial.

Los gestos

Macri llegó hasta el intercambiador en un utilitario blanco. A las 10.31 bajó escoltado por dos de los hombres fuertes de Cambiemos en la provincia: el intendente de Santa Fe, José Corral, y el diputado provincial Federico Angelini. Los esperaban concejales y legisladores del partido gobernante, quienes se acercaron a saludar al presidente después del acto.

La Circunvalación es la inversión más importante que el gobierno nacional puede exhibir en Rosario. También desde Cambiemos se la presenta como una obra emblemática que, iniciada en 2008, se concluyó durante la actual gestión. En rigor, también se trata de esas obras varias veces inauguradas: la última fue a fines de julio del año pasado.

El contrato de concesión finaliza en dos meses pero, según indicaron desde Vialidad, apenas faltan concluir tareas menores, como la colocación de algunas barandas o señalética.

"La Circunvalación es casi un ícono de la ciudad y hoy podemos decir que es ciento por ciento una autopista urbana", festejó el presidente y remarcó que "se trata de una de las 818 obras que hemos terminado en estos tres años de gobierno, cuando logramos entrar en un ritmo donde las obras empiecen y terminen con absoluta transparencia y profesionalismo".

Según destacó, la concreción "no es un hecho aislado", sino que forma parte del "plan de infraestructura más importante de la historia del país, que lo recorre con rutas, autopistas, puentes, puertos, aeropuertos y trenes. Para que estemos conectados, porque en un país donde no nos podemos conectar, no sólo no nos podemos relacionar sino que no podemos crecer", destacó Macri.

Generar empleo

La visita presidencial cosechó desde temprano la atención del barrio. A metros del vallado de seguridad, en uno de los accesos a Owens-Illinois (OI) —la compañía que en 2010 se quedó con la mayoría accionaria de la ex Cristalerías Rosario— un grupo de obreros seguía de cerca los pormenores del acto. "Acá no tenemos problemas laborales, pero tampoco comemos vidrio", bromeaban.

Mientras tanto, Macri volvía a insistir sobre la necesidad de crear empleo y "simplificarle la vida a quien quiere emprender". En tal sentido, dijo que es clave que la provincia adhiera a la nueva ley de Aseguradoras del Riesgo del Trabajo (ART) que modifica los procedimientos frente a los reclamos por accidentes laborales.

"Ya quince provincias adhirieron a la nueva ley de ART y han permitido que baje la litigiosidad y que vuelva a haber vocación de generar empleo, de tomar gente nueva. Necesitamos que Santa Fe adhiera, ya que es una de las únicas provincias grandes que no ha adherido", explicó.

Así, insistió en que de esta forma se busca "combatir" esos "comportamientos tramposos que hemos tenido en la sociedad durante muchos años". Factores que, advirtió, conspiran contra las posibilidades de crecimiento del país.

"Todos los días hay que dar batallas, hay que animarse" dijo y, sin dar nombres, apuntó que "no hay que tenerles miedo a aquellos que se creen los dueños de nuestras vidas, que están por arriba de la ley".

Después, por primera vez en sus visitas a Rosario, se acercó a saludar al corralito detrás del cual trabajaban los periodistas. "Espero realmente que esta obra ayude a que podamos seguir creciendo", sostuvo en un diálogo que no superó la segunda pregunta.

¿Cómo ve la situación social en diciembre?, le preguntaron. "Falta mucho. Hay que trabajar mucho de acá a fin de año", respondió y cerró la conversación.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});