La ciudad

Luego de 30 horas, lograron reestablecer el servicio energético en barrio Echesortu

Luego de soportar treinta horas sin energía eléctrica, se hizo la luz en el barrio Echesortu, zona que fue la más perjudicada luego de que colapsaran ayer al mediodía 25 cables subterráneos de media tensión en uno de los centros de distribución ubicados en Rioja y Alsina, además del situado en Catamarca y Ovidio Lagos. Según voceros de la empresa, el suministro se logró reestablecer pasadas las 15 luego de un "esfuerzo sobrehumano". Las pérdidas en la zona fueron importantes.

Miércoles 12 de Noviembre de 2008

Rosario.- Luego de soportar treinta horas sin energía eléctrica, se hizo la luz en el barrio Echesortu, zona que fue la más perjudicada luego de que colapsaran ayer al mediodía 25 cables subterráneos de media tensión en una de los centros de distribución ubicados en Rioja y Alsina, además del situado en Catamarca y Ovidio Lagos. Según voceros de la empresa, el suministro se logró reestablecer pasadas las 15 luego de un "esfuerzo sobrehumano". De todas formas, las pérdidas en esa zona fueron importantes.

En diálogo con LaCapital.com.ar, la vocera de la Empresa Provincial de la Energía, Diana Antruejo, explicó que "la única zona que no se pudo reestablecer de ninguna manera fue la del barrio Echesortu porque tuvo una doble falla y 25 cables subterráneos de media tensión resultaron dañados en varias partes, lo que hizo imposible poder realimentar ese sector". 

Además, Antruejo remarcó que los desperfectos se deben a la falta de mantenimiento, que no se puede realizar por las insuficientes inversiones en toda la infraestructura del sistema eléctrico de la provincia. "Hay muchas cosas que están en una situación realmente delicada como consecuencia de años sin invertir", sostuvo. A su vez, ratificó lo mencionado esta mañana por el gerente institucional de la EPE, Raúl Stival, quien dijo que "se necesitan alrededor de 150 millones de pesos anuales a lo largo de tres años" para garantizar el servicio sin inconvenientes.

También desde la empresa recomendaron el uso responsable de la energía, ya que se debe tener en cuenta "cómo esta el servicio a nivel nacional, ya que es un recurso no renovable tanto acá como en cualquier parte del mundo, por lo que corresponde aplicar un poco el sentido común de cada usuario. Y con respecto al uso de los aires acondicionados, dejarlos en 25 grados, tanto para el rendimiento del aire como para el consumo de energía".

Mientras tanto, los vecinos y comerciantes de barrio Echesortu debieron soportar más de 30 horas sin energía eléctrica en un panomara por demás de desolador, cuando las persianas de los locales permanecían bajas, el malhumor de la gente comenzaba a notarse y las pérdidas en cada comercio eran cuantiosas.  

Echesortu estuvo incluida en las zonas de la ciudad que ayer, pasado el mediodía, perdieron el suministro eléctrico en el radio de Santa Fe, Iriondo, Marcos Paz y Alsina, junto con la zona sur, en Lamadrid, Entre Ríos, Sanchez de Bustamante y Pueyrredón. Asimismo, el corte también afectó a la zona de Ovidio Lagos, Catamarca, Pellegrini y Oroño, y si bien a algunas áreas el servicio retornó esta mañana, otras -como barrio Echesortu- se llevaron la peor parte.

En una recorrida realizada en la zona por La Capital, los vecinos y comerciantes manifestaron su angustia por el prolongado corte y por las pérdidas económicas que les ocasionó. Alimentos de todo tipo, sandwiches, lácteos, helados, carnes y medicamentos perdieron la cadena de frío. En algunos casos los comerciantes decidieron llevar algunos productos a sus casas pero la mayoría perdió todo y no les quedó más opción que bajar las persianas de sus negocios. Otros comercios que venden ropa, electrodomésticos y juguetes mantienen sus puertas abiertas aunque con las persianas bajas y carteles que indican: "Abierto, sin luz".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario