La ciudad

Los vecinos dicen que el impacto en el barrio fue nulo

Sábado 27 de Octubre de 2018

"Acá no pasa nada, todo muy tranquilo, demasiado", dijo el empleado de una mueblería que está ubicada justo enfrente de la nueva Estación Rosario Sur. "De día esta cerrada y el único momento en que se ve algo de movimiento es de noche, cuando pasa el tren, pero poco y nada", comentó el hombre. A la vuelta, sobre Battle y Ordóñez, Hugo atiende "El Especial", una hamburguesería que todos conocen en el barrio. "Hubo expectativa, pero esto no prosperó, ni baño tiene. Por eso la gente viene acá", dijo.

Todos coincidieron en que, "con la cantidad de trenes que pasan, no se va a transformar nada".

Si bien en los primeros meses, se vio mayor movimiento de taxis y remises en el horario del tren, eso duró apenas un tiempo. "Ahora ni eso", contaron.

"Es una pena, porque el lugar es grande", afirmó Romina, que sí reconoció que "se ve mayor cantidad de gente durante la temporada de vacaciones y los fines de semana largos".

"Tiene que haber más trenes, no hay otra. Si no, no arranca", dijo Hugo sin dudar. Sentada en la barra, Ana, cliente, pero también vecina de enfrente y dueña de un vivero, se lamento: "Es una pena, porque el edificio es muy lindo, pero es una cáscara vacía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});