La ciudad

Los usuarios encendieron la polémica por la falta de aire acondicionado en colectivos

El municipio aseguró que seis de cada 10 unidades cuenta con equipo de refrigeración y que no es exigible según la ordenanza vigente. Desde la oposición rechazaron los números oficiales.

Sábado 23 de Enero de 2016

Con una sensación térmica que superaba los 40 grados y en el medio de una ola de calor agobiante, el coordinador de la Secretaría de Transporte y Movilidad, Héctor Zanda, advirtió que en la actual sistema de colectivos el aire acondicionado a bordo de las unidades "no es exigible", frente a las quejas y sufrimiento de las de los usuarios y choferes, y aseguró que el 58 por ciento de los colectivos cuentan con este servicio diferencial. Concejales de la oposición rechazaron que cuatro de cada diez ómnibus que circulan por la ciudad circulen con los equipos de refrigeración encendidos.

Zanda defendió que "las empresas hicieron una inversión de algo adicional pese a que no era obligación y realizaron un esfuerzo para tener coches con climatización".

El funcionario detalló que de las 704 unidades que componen el transporte urbano de pasajeros en época invernal, actualmente en pleno verano se reduce a 558 servicios y de ellas 322 unidades tienen aire acondicionados. Es decir que las frecuencias bajaron un 21 por ciento para la época estival, mientras que en el mismo período bajó un 43 por ciento la cantidad de usuarios a bordo.

Como en verano se reduce la cantidad de micros por la temporada estival y la cantidad de unidades con aire sigue siendo la misma, el porcentaje sube a un 58 por ciento.

Más allá de la baja estacional y del aumento proporcional de los colectivos refrigerados, el bochorno de las altas temperaturas desató las quejas de usuarios por la falta de climatización en las unidades. Los choferes también lo sufren.

Zanda buscó ponerle un freno a la polémica con la normativa en la mano. "Sabemos que hay quejas —reconoció—, pero en este pliego en vigencia, no es es exigible el aire acondicionado. El concepto es al revés. Las concesionarias han puesto mucho esfuerzo para contar con este equipamiento a bordo". Y argumentó: "Nosotros como Ejecutivo no los podemos fiscalizar en este ítem y por ende multar por lo que no es obligatorio".

Para intentar enfriar la discusión, Zanda recordó que el nuevo transporte urbano de pasajeros contará por ordenanza con la totalidad de las unidades equipadas con aire acondicionado, adaptadas con rampas de ascenso para discapacitados y un aumento de la flota en un 15 por ciento.

No es así. Desde la oposición en el Concejo Municipal, el edil peronista e integrante de la comisión de Servicios Públicos, Eduardo Toniolli, salió a relativizar los porcentajes aunque no se animó a precisar cuántos sí están equipados.

"Soy usuario del transporte urbano y estoy seguro que no hay un 60 por ciento de colectivos con aire acondicionado. En las redes sociales hay gran cantidad de usuarios quejándose de esto. Si uno quiere viajar con aire acondicionado hay que subirse a un taxi", sentenció el edil opositor.

Para insistir en que la salida en relación al nuevo transporte era su municipalización, Toniolli soltó otra frase picante: "No hacen lo que están obligados y tampoco lo que sí corresponde. Por ejemplo, ninguna de las tres concesionarias cumple con los coches con rampas para ascender discapacitados".

Otra de las voces opositoras en el Concejo Municipal que relativizó el porcentaje oficial fue Diego Giuliano Giuliano. "No creo que sea el 60 por ciento, pero tampoco tenemos la información. La climatización era un compromiso desde hace dos años de manera formal. Es el cuento de siempre. Está claro que no tienen las unidades refrigerada en forma suficiente y además no sólo es la percepción nuestra sino de los propios usuarios", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario