La ciudad

Los surtidores lanzarán una campaña para que se use el casco

Es el paso previo a la entrada en vigencia de la prohibición de vender nafta a los motociclistas que no usen ese artículo de seguridad.

Miércoles 01 de Agosto de 2012

Los propietarios de estaciones de servicios y el sindicato que agrupa a los playeros reclamaron la implementación de una campaña de promoción o difusión del uso del casco para motociclistas ante la inminente implementación de la ordenanza que prohíbe el expendido de combustible a quienes no lleven colocados ese artículo de seguridad.

Rubén Fernández, de la cámara que agrupa a los estacioneros, manifestó que "hay que promocionar" el uso del caso. "Hay que seducir y hacer entender a la gente que el no uso del casco implica un riesgo de vida. La semana próxima firmaremos un convenio para salir con una fuerte campaña de prevención. Estamos sugiriendo esto porque la aplicación de la ordenanza genera mucha dificultad, no tanto en el centro sino en la zona periférica. Allí se produce una situación muy incómoda para el trabajador que tiene que llevar adelante la norma", afirmó.

En declaraciones al programa "La que se viene" de La Ocho, el empresario manifestó que la intención es lanzar una campaña de prevención para "que todo el mundo tome conciencia y cuando llegue el momento de aplicar la prohibición de vender combustible esto no sea un problema para los trabajadores y que la gente tome el uso del caso como algo cultural".

Para lograr ese objetivo, Fernández sostuvo que hay que "tratar de seducir a los usuarios para que entiendan que el no uso del casco implica un grave riesgo para su vida. Y más que una sanción tiene que ser una cuestión de prevención".
Fernández sostuvo que la prohibición de vender combustible a motociclistas sin casco "presenta un montón de implicancias. La mejor de las maneras de hacerla cumplir es a modo de colaboración y trabajando todos para que no sea un problema del empleado quien es el que pone la cara y es el último eslabón de la cadena. Hay un montón de aspectos que son complicados y que deben resolverse. Estamos con mucha buena voluntad para buscar la forma de llevarlos adelante".

"Hay un sector de la población que no usa casco. Es una cuestión cultural que se está cambiando de apoco. Tenemos la normativa pero la aplicamos a medias porque genera trastornos en las zonas periféricas, donde muchas veces no tenemos colaboración con los siniestros o delitos. Son cuestiones que hay que tratarlas con mucha sensibilidad, buscando el resultado que se desea.".
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario