La ciudad

Los subsidios al transporte serán iguales que en 2015 y ya hay alarma en el Ejecutivo local

La intendenta Mónica Fein remarcó la "muy buena predisposición" del ministro de Transporte Guillermo Dietrich, pero dejó en claro que todavía es incierta la ayuda que vendrá de la Nación.

Sábado 09 de Abril de 2016

En el Ejecutivo Municipal aún no respiran tranquilos. El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, pasó por Rosario y si bien aseguró que "se mantendrán" los subsidios al transporte urbano, no dio definiciones y estuvo lejos de plantear que el gobierno nacional absorberá en parte el incremento salarial de los choferes agremiados en la UTA, que cerró a nivel país en el 29 por ciento.

"De mínima (el monto de subsidios) será lo mismo, y quizá algo más también", esbozó el funcionario nacional, que propuso "ir trabajando con cada una de las intendencias para ver las estructuras de costos y la evolución de los mismos".

En eso pondrán manos a la obra a partir de la semana próxima los equipos técnicos locales y nacionales. La intendenta Mónica Fein remarcó la "muy buena predisposición" del funcionario macrista, pero dejó en claro que todavía es incierta la ayuda que vendrá de la Nación.

Dietrich planteó insistentemente que "se ha roto una historia creciente de inequidad" entre el Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y el interior del país en materia de subsidios. A raíz de esa poda, el transporte en Buenos Aires pasó a costar ahora 6 pesos (costaba 3), sin el acompañamiento de Nación para absorber lo que implica la suba de salarios; en tanto, en Rosario el pasaje está en 6,3 pesos desde diciembre y el estudio de costos enviado al Concejo Municipal hace pocas horas lo ubica en 9,45 pesos.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que esa cifra se dispararía por encima de los 12 pesos, el doble que en Buenos Aires, si hay que hacer frente a la recomposición salarial del sector y la política del gobierno nacional es (como esbozó ayer Dietrich) congelar la ayuda.

Sin definición. Gran parte de las expectativas estaban puestas ayer en que el ministro de Transporte definiera, en su encuentro con la intendenta, el futuro de la ayuda que el gobierno central enviará para sostener el sistema. Sin embargo, el funcionario no llegó con el lápiz afinado.

Dietrich sólo planteó que "se mantendrán los subsidios como el año pasado" y si bien apuntó que "quizá algo más", no habló de aumentar la ayuda.

Lo que sí señaló claramente fue que con la gestión macrista a nivel nacional "se ha roto una historia creciente de inequidad que se venía dando entre el interior y el Area Metropolitana de Buenos Aires, donde la tarifa estaba congelada desde hacía dos años y por lo tanto los subsidios iban creciendo a una tasa enorme".

Y consideró que "en la última década, pero sobre todo en los últimos dos años, con los habitantes de Córdoba o Santa Fe, e incluso en Jujuy, donde las necesidades son muchas, se daba esta distorsión, que es inaceptable, y que la fue generando el gobierno nacional kirchnerista".

En ese marco, planteó que los subsidios al interior "se mantendrán" y, paralelamente, "se irá trabajando con cada una de las intendencias para evaluar las estructuras de costos y la evolución de los mismos".

Eficiencia. Más allá de la ayuda que el gobierno nacional comprometa, Dietrich apuntó a la revaluación de los estudios de costos. "En el Amba también se dió una fuerte negociación para bajar los costos del sistema, lo que permitió mantener la ecuación de los subsidios casi igual", explicó, y adelantó que "ese es el trabajo que ahora se debe hacer en todo el país".

En ese sentido, se mostró dispuesto a "evaluar la situación particular de Rosario", pero hizo hincapié en que "para mantener los subsidios, lo que se hizo fue mejorar la eficiencia de los costos, bajando fuertemente los ingresos de los empresarios".

500 kilómetros de autopistas para Santa Fe

El anuncio de "aportes de alto impacto" que el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, hizo en su paso por Rosario tuvieron que ver con las obras de infraestructura vial que se llevarán adelante en la región en los próximos cuatro años, una planificación que interesa al sector productivo y sobre el cual se explayó en la Bolsa de Comercio, donde se reunió con las autoridades. El ministro habló de unos 500 kilómetros de autopistas y otros 400 de rutas seguras que se construirán en territorio santafesino a lo largo de la gestión. "Santa Fe será la provincia con más obra vial de todo el país, porque este es un plan federal", planteó el funcionario al ser consultado sobre el destino de los más de 24 mil millones de dólares de inversión que se comprometió a hacer a lo largo de su gestión. Entre ellas, remarcó la construcción de una doble traza en la ruta 11, desde Capitán Bermúdez al norte, una obra que viene solicitando insistentemente la Bolsa de Comercio y que tiene por objetivo descomprimir el tránsito de camiones hacia la zona portuaria. "Este es un proceso de altísima inversión en las rutas, se duplicará la cantidad de autopistas en todo el país construyendo tres mil kilómetros nuevos. Haremos en cuatro años más autopistas que en las últimas seis décadas", detalló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario