La ciudad

Los secundarios festejaron el cierre del año con disfraces, espuma y bailes

Alumnos de cuarto año. Invadieron el centro y colmaron el Monumento a la Bandera. Algunos vecinos manifestaron su malestar debido a los ruidos molestos.

Viernes 27 de Noviembre de 2015

Otra vez el festejo se mezcló con el malestar. Miles de estudiantes de cuarto año de las escuelas de la ciudad celebraron ayer durante casi todo el día el final de curso y, con cánticos, disfraces, espuma y bailes, además de alcohol y pirotecnia, generaron distintas reacciones entre los rosarinos. La movida se evidenció en toda la ciudad, aunque se centralizó en el Monumento.
  Desde bien temprano, antes del horario del inicio de clases, los adolescentes fueron instalándose por las calles céntricas, en muchos casos cerca de los colegios donde asisten. Así se fueron formando nutridos grupos que luego, ya entrada la mañana, desembocaron en el Monumento.
  Así, decidieron no asistir a las actividades diarias. “Nos hicimos la chupina”, contó una joven en la zona de Córdoba y Balcarce. Los chicos, en su mayoría, exhibían remeras con la inscripción BRC (Bariloche) 2016, el clásico viaje de egresados que esperan concretar sobre mediados del próximo año.
  De este modo, no fueron exclusivamente truenos los sonidos con los que amanecieron los rosarinos en el día previo al fin de semana largo que comienza hoy. Y si bien ayer no fue la fecha oficial del cierre del ciclo lectivo, las ausencias se hicieron notar incluso a partir de que casi todos ya tenían el pensamiento puesto en las vacaciones que comenzarán pronto.
  Sin embargo, quienes esperaban terminar sus horas de sueño para levantarse e ir a cumplir sus tareas laborales pusieron el grito en el cielo porque se despertaron abruptamente. También lo hicieron los automovilistas que sufrieron cortes momentáneos de tránsito a la espera de que los grupos de jóvenes embanderados cruzaran la calle. Y no faltaron quienes recibieron espuma proveniente de los aerosoles de algunos de los chicos que dicidieron “extender” su fiesta sobre extraños.
  
Vigilancia. De todas maneras, no se registraron desbordes a raíz de la estricta vigilancia de los efectivos policiales y de Gendarmería, además de la Guardia Urbana Municipal (GUM), que custodiaron el espacio para evitar cualquier tipo de incidente. No obstante, petardos de alto impacto, como también bebidas alchólicas fueron secuestrados (ver aparte).

Pintadas. El Colegio Sagrado Corazón volvió a ser blanco del vandalismo. Estudiantes de al menos tres colegios hicieron pintadas sobre su fachada.

Secuestro de pirotecnia

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana secuestró más de 200 botellas y cajas de bebidas alcohólicas, aparte de cerca de 300 elementos de pirotecnia durante los festejos de los estudiantes. De todas formas, no hubo incidentes entre los más de 9 mil jóvenes que se acercaron al Monumento. “En general se divirtieron, pero ante las minorías que tenían otras intenciones estuvieron las áreas de control municipal”, relató el subsecretario del área, Fernando Leva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS