La ciudad

Los rosarinos son los que menos tiempo pasan conectados a internet

Lo revela un estudio sobre el uso de la red que se llevó a cabo en siete puntos del país. La información fue obtenida por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) en el último censo.

Domingo 12 de Agosto de 2012

Un estudio sobre el uso de internet realizado en siete ciudades del país ubicó a Rosario por debajo de Capital Federal, Comodoro Rivadavia, Mendoza, Corrientes, Tucumán y Córdoba. Navegar, chequear el correo electrónico y trabajar son las principales actividades de los rosarinos en la web. Por su parte, el uso de las redes sociales aparecen en cuarto lugar.

   La formación de los nuevos estudiantes, todos ellos nativos digitales, y la adaptación de las instituciones educativas a los cambios fueron los ejes que dispararon el análisis realizado por la universidad cordobesa Siglo 21. “Los ingresantes a la universidad no tienen buena ortografía y probablemente no saben el teorema de Pitágoras, pero tienen otras habilidades que los deja mejor parados frente al mundo actual, entonces la pregunta es si se los puede educar con los mismos paradigmas de hace 40 años”, se preguntó el rector de la Universidad Siglo 21, Juan Carlos Rabbat, y agregó que “este estudio es el puntapié inicial para tener un panorama y un diagnóstico de la situación” (ver aparte).

   El relevamiento se llevó adelante tomando como base la información obtenida por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que indica que en 2011 en todo el país se registraron 8,2 millones de conexiones domiciliarias a la red, un 53 por ciento más que el año anterior. Y además agregó que casi la totalidad de las conexiones, el 98 por ciento, se realiza a través de banda ancha y apenas un 2 por ciento restante cuenta con acceso telefónico.

   El informe se hizo entre 1.097 encuestados, de 20 a 60 años, de siete ciudades argentinas. El tiempo de conexión a la red es uno de los principales resultados, que revela que el 65 por ciento de los usuarios se conecta más de una hora por día; en tanto, un 17 por ciento lo hace por menos de una hora y apenas un 6,7 por ciento se conecta entre 5 y 15 minutos diarios.

Por ciudad. Los porteños aparecen en el informe como los que más utilizan la web. Es que en Capital Federal, el 48,8 por ciento de los consultados dijeron estar más de dos horas diarias conectados a internet, seguida por Comodoro Rivadavia, que se ubica más diez puntos por debajo (38,5 por ciento).

   Rosario aparece última entre las siete ciudades incluidas en el relevamiento, ya que apenas un 32,2 por ciento de los rosarinos afirmaron pasar más de dos horas navegando. Por arriba, se ubican los correntinos con un 36,1 por ciento, los tucumanos con un 34,2 por ciento y los cordobeses en un 34,1 por ciento.

   Claro que la edad de los consultados marca diferencias. Mientras que el 63,6 por ciento de los encuestados de entre 20 y 30 años se conecta varias veces al día, el número desciende al 55,3 por ciento entre las personas de 31 a 40 años, al 47,3 por ciento entre las de más de 40 y baja más aún, al 45,7 por ciento, entre los mayores de 50 años.

   Sobre la diferencia en horas de conexión que existe entre Capital Federal y el resto del país, Rabbat consideró dos factores. “Por un lado está el hecho concreto de que Buenos Aires es siempre el primer lugar donde pasan las cosas y desde allí se expanden al resto del país, pero además está el hecho concreto de que Capital cuenta con mayor infraestructura, ya que por la magnitud de su mercado es el punto donde las empresas realizan más inversiones. Entonces, conseguir una computadora y un servicio de internet a menor precio es siempre más fácil en Buenos Aires que en el interior del país”, dijo.

Los usos. Pese al avance de las redes sociales, el uso más frecuente (64,7%) continúa siendo el correo electrónico. El 60,6 por ciento se conecta en busca de información de interés personal y otro 51,7 por ciento en busca datos para el trabajo.

   Los diarios, revistas y noticias son otro de los objetivos de poco más de la mitad de los usuarios de la web (50,5 por ciento), mientras que el 39,9 por ciento se conecta para acceder a las redes sociales.

   Los usos menos frecuentes son los referidos a las compras o a subir archivos (9,2 por ciento), jugar en línea (5,75) y ofrecer productos a la venta (3,9).

   Si bien el tiempo de conexión y las utilizaciones varían de acuerdo a las edades, Rabbat consideró que “el uso de las nuevas tecnologías va a ser parte de la alfabetización de cualquier persona, incluso aunque sea tardío porque los abuelos también aprenden los usos de internet, Google, los procesadores de texto e incluso las redes sociales, como Facebook”.

   Sobre el hecho de que el uso de las redes sociales aún esté en el quinto lugar, el rector de la casa de estudios especuló con que “se trata de un fenómeno que va a seguir creciendo, porque existe una forma de conexión comunitaria que empieza por de las redes sociales y eso se va a incrementar”.

   Por eso, destacó que “el nivel de amigabilidad con las nuevas tecnologías es mucho mayor al que se cree”. En ese punto, la gran mayoría de los encuestados tiene una mirada positiva respecto de la web, 8 de cada 10 mostraron una actitud favorable y la perciben como un medio que les “facilita la vida”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario