La ciudad

Los rosarinos se quedaron en enero y repuntó el consumo gastronómico

El Paseo Pellegrini estimó que fue del 9 al 11 por ciento. "De todos modos venimos mal", aclararon. Las heladerías también se beneficiaron.

Miércoles 23 de Enero de 2019

Rosario registra las señales de la crisis de múltiples formas. Pero en lo que va de enero, se da un fenómeno particular: un breve repunte en el consumo de los corredores gastronómicos en un momento del año donde habitualmente hay caída en las ventas. La suba es entre un 9 y un 11 por ciento. Muchos rosarinos no salieron de vacaciones o lo hicieron por pocos días. Es por eso que durante los últimos fines de semana en los bares y restaurantes de Paseo Pellegrini se notó mayor afluencia. Y en el caso de las heladerías, el buen clima ayudó a repuntar la venta en los mostradores.

"Hay un mayor movimiento producto de la gran crisis que vivimos. Y evidentemente, hay gente que redujo los tiempos de vacaciones o directamente no pudo viajar. Y muchos de los que se quedaron se volcaron a los corredores gastronómicos", apuntó el titular de Paseo Pellegrini, Alejandro Pastore, para agregar: "Se ha priorizado la salida, se nota más gente en Rosario que en enero pasado".

De todos modos, este "veranito" de unas pocas semanas no les cambia la cara a los titulares de bares y restaurantes. "Octubre fue malo, noviembre mediocre, diciembre no estuvo a la altura; es lógico que tengamos un enero mejor", razonó el dirigente gastronómico.

El clima, pese a varias jornadas de tormentas intensas, también colaboró. "Se está aprovechando mucho el espacio de veredas y se permanece más tiempo en un enero que es medianamente positivo, pero producto de que se perdió capacidad de compra y ahorro, y de que la gente no vacacionó. No es un elogio a la economía macrista. Si prefieren, cambio un enero malo por octubre, noviembre y diciembre buenos", aclaró Pastore.

"A La Florida mucha gente llega con la heladerita, se traen sus sillas y reposeras para gastar menos"

En el caso de la salida típica de verano, el helado es otro termómetro. "El clima es nuestro principal asociado. Diciembre no fue bueno, la venta cayó 15 puntos, pero en enero venimos mejor de lo teníamos estipulado por el movimiento de gente y por el clima. Pero el parámetro es el tiempo, que hasta ahora nos está ayudando un poco", resumió el titular de la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal (Cicha), Andrés Río. Por el momento, los precios están "congelados".

Este enero no sólo hay más rosarinos por la ciudad. Según datos del Ente Turístico de Rosario (Etur), durante la primera quincena de enero pasaron por los centros de información turística del ente aproximadamente 671 personas, de las cuales 551 eran de otras provincias y extranjeros (entre ellos brasileños, de Estados Unidos, Uruguay, Chile, de Israel y el resto de países como Italia, Alemania, España y Venezuela).

En las calles, el tránsito se comporta de modo estacional. Desde la Dirección de Tránsito indicaron que se incrementaron de manera muy marcada los taxis libres circulando por la ciudad, mientras que la concentración de vehículos se trasladó del microcentro a la costa central y la zona norte. En el balneario La Florida también le toman el pulso al verano gasolero. "La gente se trae su heladerita, sillas, reposeras. Se llena la Línea de la Costa y tenemos menos abonados", dijo el titular Costanera Rosario, Lucas de la Torre.

En cuanto al turismo, las estadísticas indican que alrededor de 700 personas se acercaron a realizar consultas en los centros de información del Etur durante la primera quincena de enero.

Los turistas en su mayoría provinieron de la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

En cuanto a extranjeros, se contabilizaron 47 de Brasil, 29 de Estados Unidos, 11 de Uruguay, 8 de Chile, 5 de Israel y otros de países como Italia, Alemania, España y Venezuela.

Vale destacar que durante esta tercera semana de enero, desde el Etur indicaron que se notó un incremento de consultas de turistas, marcando una expectativa positiva.

Desde el sector hotelero advierten que la demanda cambia día a día: no hay previsión en las reservas y que incluso muchos visitantes llegan en escapadas de pocos días decidiendo donde alojarse tras llegar a la ciudad.

En base a un muestreo de 16 establecimientos consultados por la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario, la ocupación en los alojamientos de Rosario durante la primera quincena de enero arrojó los siguientes promedios: 2 estrellas, 17 por ciento; 3 estrellas, 40 por ciento; 4 estrellas, 55 por ciento; y apart hoteles, 77 por ciento.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario