Pandemia

"Los rosarinos no podemos poner en riesgo lo logrado"

El intendente Pablo Javkin avaló la idea de no autorizar las salidas de esparcimiento y les pidió a los vecinos "un esfuerzo más".

Lunes 27 de Abril de 2020

"Los rosarinos estamos haciendo un gran esfuerzo que está dando resultados, no podemos poner en riesgo lo logrado". Con ese razonamiento, el intendente Pablo Javkin argumentó su idea de mantener sin modificaciones el aislamiento obligatorio impuesto por la pandemia. De esta forma, puso en espera la posibilidad de autorizar las "salidas recreativas", de una hora y a no más de 500 metros del domicilio, anunciadas por el presidente Alberto Fernández el sábado por la noche. No obstante, abrió la puerta a flexibilizar algunos rubros "vinculados al trabajo y la producción".

Entrada la tarde, y a través de su cuenta de Twitter, Javkin comunicó ayer la extensión de la cuarentena "sin cambios" en Rosario. Es decir, sin las salidas de esparcimiento anunciadas por el presidente para adultos, jóvenes y niños. "No es fácil pedirles esto, pero sigamos un poco más en casa", propuso a través de sus redes sociales.

La decisión de extender sin excepciones la cuarentena en Rosario llegó después de una larga ronda de consultas con funcionarios del gabinete y con los especialistas que asesoran a la Intendencia en temas relacionados a la pandemia.

La primera de las dudas giraba en torno a qué camino tomaría el gobierno provincial y si el municipio tenía potestad para definir sobre este tema. La segunda, en relación a cómo podía implementarse y, sobre todo, controlarse el cumplimiento de la medida.

Las definiciones empezaron a aparecer ni bien empezó a circular la letra del decreto de necesidad y urgencia con el cual el gobierno nacional resolvió prorrogar el aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el próximo 10 de mayo.

Allí, si bien se autoriza a la población a salir a caminar a 500 metros a la redonda durante una hora diaria, se deja la decisión final en manos de las provincias de acuerdo a "las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos a su cargo". Es más, según se especifica, cada jurisdicción podría disponer cómo desarrollar esas medidas destinadas a mitigar los efectos del prolongado encierro, por ejemplo habilitar las salidas "uno o varios días, limitar su duración y, eventualmente, suspenderlo con el fin de proteger la salud pública".

Un domingo agitado

Antes de avanzar en su decisión, el intendente consultó a su gabinete y se comunicó con el gobernador, Omar Perotti, quien le manifestó su intención de postergar una semana la posibilidad de flexibilizar las medidas.

En el entorno de Javkin tampoco estaban muy convencidos de la posibilidad de autorizar salidas para el esparcimiento. "Es un tema muy complejo, sobre todo en grandes ciudades. Puede haber más relajamiento de las medidas de aislamiento y eso implica más riesgos de contagio. Es difícil", advirtió uno de los consultados.

Y mientras las ideas sobre cómo controlar las medidas iban y venían, los medios de comunicación mostraban las imágenes de los parques españoles repletos de personas, después de que el gobierno autorizara las salidas para los niños menores de 14 años. Un mal antecedente, sobre todo porque en la cabeza de los funcionarios municipales aún está fresco el recuerdo de lo sucedido hace 20 días, cuando se reanudó la actividad bancaria.

Otros rubros

Para el intendente, antes de morigerar la cuarentena es necesario evaluar qué sucede con la autorización a la apertura de locales de cobranza de servicios e impuestos, clínicas y consultorios odontológicos o la venta on line de comercios minoristas, entre otros rubros que se sumaron hace una semana.

Pero, sobre todo, advirtió sobre la imposibilidad de controlar esta medida. "¿Cómo podemos fiscalizar que las personas no se alejen más de 500 metros de su domicilio y no se demoren más de una hora?", se preguntó en diálogo con La Capital.

De todas formas, adelantó que "en conjunto con las autoridades provinciales, evaluaremos durante la semana los próximos pasos, y muy especialmente los vinculados al trabajo y la producción" y recordó los reclamos del sector de la construcción para reactivar obras menores o el caso de algunos servicios, como las peluquerías.

Alrededor del gabinete de Javkin, la preocupación pasa por los efectos que produce el aislamiento en términos del empleo de la población, y hacia allí se centran las posibles excepciones a la cuarentena. "Liberar para recuperar laburo", señalaron.

El intendente consideró la efectividad del aislamiento para bajar la contagiosidad del virus. "Los rosarinos estamos haciendo un gran esfuerzo que está dando resultados, no podemos poner en riesgo lo logrado", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario