La ciudad

Los rosarinos de la tercera edad hacen cada vez más actividad física

Los rosarinos de la tercera edad ya no son ancianos pasivos. Hoy muestran otra cara: son activos, participan, sugieren y tienen muchas iniciativas. Sólo en el ámbito municipal 3 mil adultos mayores...

Jueves 05 de Mayo de 2011

Los rosarinos de la tercera edad ya no son ancianos pasivos. Hoy muestran otra cara: son activos, participan, sugieren y tienen muchas iniciativas. Sólo en el ámbito municipal 3 mil adultos mayores asisten al menos dos días por semana a diferentes actividades, sin contar con aquellos que se suman en forma esporádica. Ante semejante respuesta, el municipio se ve obligado a buscar cada vez más espacios para dónde realizar los diversos talleres.

Para muestra basta un botón: ayer, 300 adultos mayores se pasearon por la peatonal para mostrar que están "activos". Hicieron una recorrida promocionando las ofertas culturales, recreativas y deportivas que ofrece el municipio a través de las áreas de Gerontología y de Recreación y Deportes.

"En los últimos años vemos que no sólo aumentó la cantidad de gente que participa de las actividades, sino que vienen con otra actitud. Tienen iniciativa, demandan más y hasta organizan otras acciones", señaló la directora de Gerontología municipal, María Alcira Scarpone. "Ya no es el anciano que veíamos hace un tiempo. Ahora tiene una participación más activa en la familia, forman parte de las vecinales, de los clubes de barrio y de los centros culturales", agregó.

Desde hace tres años en Gerontología tuvieron que incrementar las oferta por pedido de los participantes. "Incluimos las colonias de vacaciones. La gente quería seguir con las actividades también durante el verano", comentó Scarpone.

En la Municipalidad debieron sumar el cine El Cairo para el ciclo de cine para la tercera edad "Una mirada mayor" (antes sólo se proyectaban las películas en La Comedia). Además, este año incorporaron dos nuevos locales para actividades a los 56 que ya funcionan.

Scarpone destacó que donde más actividades hay para la tercera edad es en la zonas sur y sudoeste de Rosario.

Pasarla bien. La gran presencia de adultos mayores se explica por la mayor sobrevida y los adelantos científicos que permiten una mejor calidad de vida. "Tuvimos que incorporar actividades recreativas", comentó Scarpone. "Allí es donde más se sociabilizan y se generan nuevos vínculos. Ellos quieren actividades positivas, pensadas más desde la alegría que da el compartir", comentó la funcionaria.

 

En acción. Otra de las ofertas más elegida es la que tiene que ver con la actividad física. "La gente se da cuenta de que mantenerse activo le permite seguir siendo independiente", explicó la coordinadora de Políticas Recreativas de la Dirección de Gerontología, María Esther Concetti. Al principio sólo había clases de gimnasia, pero como creció la demanda, incorporamos aquagym (ahora estamos buscando una pileta climatizada), caminata y yoga", describió.

La funcionaria manifestó que estos espacios se convierten en una nueva forma de inserción social. "Se afianzan vínculos y se crean amistades".

Desafíos. "Hay un trabajo pendiente que es cambiar la visión que como sociedad tenemos de la tercera edad. Todavía se los ve como otros, cuando todos vamos a envejecer. Los consideramos enfermos, inútiles. Por eso la gente se sorprende al verlos tan felices en las actividades tan felices. Ese es el desafío por el que vamos a trabajar", concluyó Scarpone.

"Me olvidé de todos mis dolores"

Más de 300 adultos mayores caminaron ayer por la peatonal con disfraces, cotillón, pancartas y música. Quisieron demostrar que están en “plena actividad” y promocionar las ofertas que promueve la Municipalidad. Fueron desde la plaza Pringles hasta la 25 de Mayo, donde se armó un auténtico baile a todo ritmo.
“Rejuvenecemos un poco, salimos de la rutina y con esto te olvidás de los dolores”, comentó María Luisa Aguirre, de 66 años, quien ayer participó de la actividad. “Me habían mandado al psicólogo, pero fui dos veces y dejé porque vi que me hacía mejor hacer gimnasia”, contó con un sombrero de colores.
Esilda Cia, de 71 años, lucía una peluca con cabello azul. Cuando salió de la pista de baile manifestó: “Esto es un ejemplo para los jóvenes: que vean que la vida tiene otro sentido, más allá del alcohol y del porro”. La mujer, convencida dijo: “Hay que aprender a disfrutar de todo. Así vivo esta etapa de mi vida”.
Con guirnaldas en el cuello se movía María Cutrona, de 67 años, quien hace dos meses fue sometida a una cirugía a corazón abierto. “No me podía mover, pero hoy bailé sin parar”, dijo rodeada de sus amigas. Todas estaban felices. “Nosotras vamos a gimnasia todos los días y nos hicimos un muy buen grupo de amigas”, contó Marta Corsetti, quien enfatizó: “Esto es lo más”.
A su lado, Mirta Padín comentó cómo las actividades con sus amigas la ayudaron a superar la muerte de su hija.

¿Dónde ir?

Para los que quieran participar en talleres de memoria, teatro, arte, literatura o reflexión, así como de las clases de gimnasia, yoga, natación o coro, podrán averiguar el lugar más cercano a su domicilio llamando a la Dirección de Gerontología: 480-2546, interno 31, de lunes a viernes, de 8 a 14. Las actividades son gratuitas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario