La ciudad

Los puesteros de la plaza también se beneficiaron

La feria cambió por completo la fisonomía de la plaza Montenegro durante el último fin de semana.

Lunes 28 de Mayo de 2018

La feria cambió por completo la fisonomía de la plaza Montenegro durante el último fin de semana. Y no tanto por el monumental perro Mendieta por entre cuyas patas pasaba la cola de ingreso al centro cultural, sino por el incesante movimiento de gente que se registró a lo largo de todo el día. Los que se mostraron exultantes, aunque no exentos de crítica, fueron los puesteros de la plaza —artesanos y emprendedores de la Economía Solidaria—, que admitieron haber vendido "hasta el triple" que en cualquier otro feriado largo.

Aun así, señalaron con elocuente razón que aunque la programación cultural duró hasta mucho más tarde, ellos se vieron obligados a desmontar los stands apenas cayó el sol ( a las 18.05) porque "la Municipalidad se negó" a proveer iluminación al paseo, conocido como Feria del Encuentro, donde participan hasta 40 puesteros.

Otro de los cuestionamientos apuntó a que "a nadie se le haya ocurrido" que los bares y quioscos de la zona deberían haber abierto sus puertas desde más temprano.

"Desde la mañana la gente, incluso mucha que venía de afuera, no paraba de preguntarnos dónde podía tomar un café o cargar agua caliente para el mate", contaron. La respuesta los obligaba a caminar largas cuadras para encontrar un local abierto.

Es más, recordaron que el bar Avelino, concesionado dentro del propio Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, abrió recién a las 14.30. "Antes de esa hora no había nada funcionando. Y después se llenan la boca alabando a Rosario como ciudad turística", se quejó uno de los feriantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});