La ciudad

Los parques y plazas volverán a tener la hora exacta

El municipio comenzó a instalar los relojes públicos tras un proceso de ajuste y reparación. Se prevé que estarán todos listos desde el próximo viernes.

Martes 12 de Junio de 2018

Si todo sale según lo previsto, el próximo viernes los relojes públicos más antiguos de la ciudad volverán a estar en hora. La semana pasada comenzó el recambio de las máquinas de una decena de relojes fabricados por la empresa rosarina Facar en los primeros años de la década del 40, como los que llevan el tiempo en el parque Urquiza, el parque Alem o la rotonda de Oroño y Pellegrini.

A fines del año pasado, desde la Secretaría de Ambiente del municipio se licitó la reparación de una decena de relojes, los primeros que tuvo la ciudad en espacios públicos. Son esos de una caja cuadrangular, de dos o cuatro caras, colocados sobre afiladas columnas de material granítico.

Entre la lista de las máquinas a reparar estaban las de 27 de Febrero y Oroño, Oroño y Pellegrini, Necochea y Pellegrini, parque Urquiza, Sargento Cabral y Belgrano, parque Alem, Puccio y Rondeau, Mendoza y Avellaneda, Provincias Unidas y Mendoza y Provincias Unidas y 27 de Febrero.

De acuerdo a los registros del municipio, estos relojes fueron instalados a principios de la década del 40 para ornamentar las principales avenidas y espacios públicos de la ciudad. Todo un signo de modernidad para una ciudad que se recuperaba de la crisis del 30.

En marcha

Las máquinas se fabricaron en los talleres de la empresa Facar, a semejanza del reloj instalado en 1933 en la plaza Bélgica, donado por esta colectividad.

Según detallan historiadores locales, algunos remarcaban el paso de las horas con un sistema de sonidos, pero debieron ser silenciados por las denuncias por ruidos molestos.

La tarea de recuperar estas máquinas comenzó la semana pasada, cuando se repusieron los mecanismos de los relojes de Necochea y Pellegrini y de la rotonda frente al museo Castagnino. Ayer, la grúa se estacionó frente al reloj de Oroño y 27 Febrero y también hizo lo propio en Oroño y Pellegrini. Y, según el cronograma de trabajo, la idea es completar los diez relojes el próximo viernes.

En todos los casos, se reemplaza el viejo mecanismo por uno nuevo que cuenta con un sistema de posicionamiento de agujas mediante GPS, de modo tal que el reloj cada 20 minutos chequee la hora de las agujas con la hora satelital, poniendo en hora o actualizando la misma.

Además, se aplicará un sistema de iluminación posterior del reloj, con lámparas led de tipo luz fría, se fabricarán nuevos cuadrantes de policarbonato para evitar roturas y se repararán las columnas que sostienen las máquinas utilizando pintura antivandálica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario