La Ciudad

Los odontólogos trabajan la mitad y solicitan ser declarados "de riesgo"

Sería un modo de calificar a la profesión para recibir ayuda estatal. Las obras sociales no les cubren los elementos de bioseguridad.

Jueves 08 de Octubre de 2020

El Día del Odontólogo no pudo ser festejado como los profesionales hubieran querido. La pandemia hizo que el pasado 3 de octubre, los referentes del sector recordaran que están trabajando al 50 por ciento de lo habitual y, en la mayoría de los casos, afrontando los costos de los elementos de bioseguridad que deben utilizar para resguardar su salud. Es que se trata de uno de los grupos de mayor vulnerabilidad ante el Covid-19 que, además, vio pulverizados sus ingresos por la pandemia. Por eso, piden que la profesión sea declarada de alto riesgo, con el objetivo de recibir créditos y subsidios.

En este contexto, el Colegio de Odontólogos de la segunda circunscripción, que abarca al sur de la provincia, incluida Rosario, denunció que el 70 por ciento de las obras sociales y prepagas se niegan a afrontar los costos de estos elementos, como el doble barbijo, guantes descartables, máscara, bata hidrorepelente y cofia, entre otros insumos, además de la higiene en el consultorio, que implica ventilación especial y utilización de papel film y desinfectantes, que muchas veces, inclusive, deterioran el sillón del paciente, el resto del mobiliario y la aparatología.

La decisión de las obras sociales está horadando la situación financiera de los profesionales del sector.

De este modo, cada uno de ellos debe consultar a su paciente si está dispuesto a afrontar el pago de más de mil pesos correspondientes a los elementos de bioseguridad porque, sin estos insumos , no se podría trabajar. “Se trata de cuidar nuestra salud”, sostuvo el presidente del Colegio en Rosario, Raúl Allín, a La Capital antes de repasar que “el impacto económico fue muy fuerte en una profesión que venía muy mal, al igual que el país. Los insumos que necesitamos no son los habituales y tuvimos que salir a comprarlos al valor que se podía”.

Precios cuidados

De hecho, reclamó un régimen de “precios cuidados” de distintos elementos que están “a precio dólar”, y luego repasó que, tras batallar mucho, se logró liberar casi todas las prácticas de los prestadores, salvo algunas ligadas a lo estético. No obstante, “se hace difícil que la gente concurra al consultorio cuando se entera de que, en la mayoría de los casos, deberá pagar los descartables.

La situación se va agravando. “Hoy los colegas destacan la vocación de servicio que prácticamente no se suspendió; siempre estuvimos trabajando con toda la precaución y a la espera de que el sistema de salud cubriera al paciente”, remarcó Allín.

Para el representante del sector profesional, esto hace que el paciente en definitiva no tenga la atención que necesita, porque en gran parte de las oportunidades se queda en su casa o va al sector público, que termina atestado.

“Somos prestadores de alto riesgo porque nuestros pacientes son contactos estrechos; trabajamos muchos minutos frente a la boca de ellos. La pandemia obligó a readaptarnos y no por poco tiempo, sino para siempre, aunque aparezca una vacuna”, destacó el presidente del Colegio, al reclamar que avancen los cuatro proyectos de ley de ayuda a la profesión, que pasean por diferentes comisiones de ambas cámaras de la Legislatura santafesina, a la espera de recibir el visto bueno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario