La ciudad

Los nombres de las calles brillan por su ausencia y hallar una dirección es caótico

Perdidos en la ciudad. El problema es de tal magnitud que ya hay un proyecto en el Concejo que busca cambiar el modo de señalizar las arterias rosarinas.

Jueves 14 de Abril de 2016

Un gran número de calles de la ciudad presentan una marcada falta de señalética con nombres y alturas. Esquinas con pintadas o postes víctimas del vandalismo son algunos de los problemas a la hora de intentar identificar las calles por las que se circula. El problema es de tal magnitud que ya hay una iniciativa en el Concejo  que busca cambiar el modo de señalizar las arterias.
      La iniciativa es impulsada por los concejales del bloque Compromiso con Rosario, Carola Nin y Osvaldo Miatello.
  Como primera medida, plantearon que se realice un relevamiento por cada distrito comenzando por las zonas más alejadas del microcentro. En esta etapa se determinará qué lugares carecen de una efectiva y visible señalización y de qué manera ésta se complementa con otras señales viales. También, en esta fase de relevamiento, se evaluará y planificará cuáles deben ser reemplazadas por su notorio deterioro y cuáles deben ser mejoradas para una correcta visualización por parte de los usuarios.
  En una segunda etapa se solicita se coloque una señalización uniforme en toda la ciudad, priorizando los carteles fijados en estructuras de sostén (señales verticales), a fin de que sean visibles, tanto de día como de noche para de esta manera hacer cómoda y segura la circulación por las arterias de la ciudad.
  “Una buena señalización de las calles es un principio básico de cualquier ciudad, y más de Rosario, teniendo en cuenta el crecimiento que ha tenido en los últimos años. Una buena señalización dará información básica al vecino, evitará accidentes y facilitará al visitante una correcta orientación”, afirmó Nin.
     Además, subrayó que “la situación en los barrios es peor que en el centro”, en referencia a la cantidad de señales que hay en las esquinas.
  Con respecto al relevamiento, Nin aseguró que ya existe la ordenanza Nº 8.093 y que se sancionó en 2006, pero que no se está cumpliendo. La misma da cuenta de instituir un sistema de colaboración entre la Municipalidad y las asociaciones vecinales para realizar distintos relevamientos (para colocación y mantenimiento, entre otras cosas) con respecto a la señalización en los barrios de la ciudad. “Pedimos informes sobre la situación, pero no recibimos nada”, señaló.

Recorrida. Tomando como ejemplo al microcentro se pudieron constatar variadas falencias en la señalización de las calles. En repetidas ocasiones se observó que la denominación de las calles está limitadas a una señal pintada en la pared. Lo negativo de este punto es que muchas de las señales fueron tapadas por grafittis o están sobre paredes de edificios que se encuentran alejados de la vereda; además, hay un caso relevante, como el de Catamarca y Entre Ríos, donde sólo hay dos flechas pintadas en una columna y ni siquiera figuran los nombres de las calles. De más está decir que este método no viene acompañado de las alturas de las calles, como sí figuran en los postes y las chapas que están colocadas en las paredes.
     La señalización de calles supone un paso importante para la ciudad, y más considerando que se intenta lanzar como plataforma turística desde hace una buena cantidad de tiempo. Algo que también llamó la atención en la recorrida es el faltante de carteles en la zona del “bajo”: la avenida que cruza este sector tiene cinco nombres distintos (Rivadavia, Illia, Wheelright, del Huerto y Belgrano).
  “Es importante el cambio de las señales. Incluye también a la seguridad vial, porque si hay una arboleda que tape los carteles es peligroso para el automovilista estar pendiente de por dónde está yendo”, aseguró Nin.
  Desde el bloque que presentó el proyecto se recomienda “dejar de lado la actual forma de señalización, que consta en pintar sobre paredes, columnas u otra clase de estructura, a fin de que exista una única manera de nomenclatura vial en toda la ciudad”.
  En la ordenanza, presentada el pasado lunes, se indica que los carteles sólo podrán contener el nombre de la calle, la numeración catastral (comúnmente llamado altura), el sentido vehicular y el nombre del Distrito municipal correspondiente. Esto se detalla debido a que en otros lugares, como Capital Federal, los carteles están acompañados por publicidades de empresas privadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario