La ciudad

Los no docentes marcharon en defensa de la educación pública

El gremio que los nuclea, Apur, también colmó las calles céntricas en apoyo a la lucha de los profesores por una suba salarial.

Sábado 25 de Agosto de 2018

Un centenar de trabajadores no docentes marchó ayer en defensa de la educación pública y de salarios dignos, en consonancia con los reclamos multitudinarios del jueves, en el que ellos, docentes y estudiantes se movilizaron a la sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

   Si bien los trabajadores no docentes también culminaron su movilización en el inmueble de Maipú al 1000, el punto de partida se ubicó en la plaza Montenegro. Allí se congregaron desde las 10 con pancartas en representación de la gran mayoría de facultades y escuelas dependientes de la UNR.

   La movilización rodeó la manzana de la sede de Gobierno para llegar alrededor de las 10.45 al ritmo de bombos, redoblantes y instrumentos de viento, acompañados de cánticos, mientras ondeaban decenas de banderas argentinas.

   Al arribar a la puerta de Maipú 1065, los trabajadores ingresaron al edificio donde se emplazaba el antiguo hotel Italia para llenar la totalidad del Salón Norte de la sede de Gobierno de la universidad local. A la par, desde afuera del recinto, se sentía el repiqueteo en los parches de bombos y redoblantes en un ritmo incesante, hasta que empezaron a hablar las autoridades de Apur (gremio que nuclea a los no docentes universitarios) y algunos delegados de distintas facultades.

   Los ejes de los discursos se centraron en el pedido de paritarias libres, mayor presupuesto para las universidades y la solidaridad con la lucha docente, además de recalcar que la educación es un derecho y que los trabajadores se encuentran en estado de alerta permanente.

Discursos encendidos

El acto, que comenzó alrededor de las 11.20, inició con una manifestación de repudio por parte del delegado de la Facultad de Humanidades y Artes, José Luis Pare, quien señaló: "Queremos decirles a todos los que están destruyendo las universidades nacionales que los trabajadores no docentes vamos a defenderlas en todo su conjunto con alma y vida. Y si es necesario, hasta con nuestras propias vidas".

   A continuación, la delega de Apur en la Facultad de Derecho, Luciana Aguirre Moro, leyó un documento que entregaron a las autoridades de políticas universitarias.

Salir a la calle

Quien obtuvo el grueso de la atención fue el secretario general de Apur, Miguel Angel Roldán, quien no dudó en afirmar que "ante la ola de despidos, no se puede no salir a la calle".

   "El rector, los decanos, los directores y los profesores también viven de un sueldo igual que nosotros. Ellos tienen un título que les permite ir formanando las distintas generaciones futuras, pero pasan el 30 por el comisariato a cobrar igual que nosotros", añadió.

   Inmediatamente, luego de esa afirmación, Roldán logró arrancar algunas risas y una lluvia de aplausos tras decir: "Y como si eso fuera poco, también comen y van al baile igual que nosotros".

   Así y todo, aseveró que "con los compañeros docentes estamos unidos, y esto es bueno que se sepa. Estamos todos en la misma vereda y nos interesa sumamente que se termine este conflicto que tienen, porque son hermanos nuestros".

   "Pasamos la vida con ellos (los docentes), junto a los estudiantes. Y acá, si hay un perjudicado, es el estudiante, por esta diferencia que el gobierno nacional no termina de arreglar", enfatizó Roldán.

   En la continuación de su discurso, el gremialista consideró que "lamentablemente" las medidas que aplican las autoridades nacionales "no son sólo con las universidades, sino con la educación, porque subyace detrás de todas estas escabrosas maniobras la intención de aniquilar la universidad pública para que sea privada, porque son ellos mismos los que quieren manejarla. Mientras podamos, no lo vamos a permitir", concluyó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario