La ciudad

Los mejores lugares para festejar el Día de la Milanesa en Rosario

Desde hace algunos años el 3 de mayo fue elegido en las redes sociales para rendirle homenaje a este tradicional plato

Jueves 03 de Mayo de 2018

Cada 3 de mayo se celebra el Día de la Milanesa en la Argentina. La iniciativa fue impulsada años atrás por usuarios de las redes sociales para reconocer a este plato típico de los argentinos. Y Rosario no es la excepción.
Por eso, aquí te indicamos cuáles son en la ciudad algunos de los mejores mejores lugares para comer una buena milanesa, sola, a la napolitana o como más te guste:
>> El club de la milanesa: un lugar donde el público puede degustar milanesas a la napolitana, de la casa, provoleta del Club y la milanesa liviana. Dirección: Pellegrini 1605, Jujuy 2298 y Luis Cándido Carballo 160.
milanesaclub.jpg

>> Gorostarzu: El viejo bodegón con más de 80 años de tradición sirve altas milanesas para deleite de su amplia y leal clientela. Dirección: Italia 299.

elgoros.jpg
>> Menggano: El clásico restobar es otro de los lugares elegidos por los rosarinos para probar milanesas en diversas variantes. Muy buena atención. Dirección: Juan Manuel de Rosas y avenida Pellegrini.
menganno.jpg

>> Comedor Balcarce: El viejo y querido "Vómito" también presenta este sabroso plato con toda su tradición a cuestas, en un ambiente cálido y familiar. Dirección: Brown 2093.
vomito.jpg

>> El bodegón de Charly: Las milanesas salen en su estilo clásico, a la napolitana o rellenas. Un bodegón muy cálido y sencillo, con muy buena atención. Dirección: Entre Ríos 1798.
bodecharly.jpg

>> Algo de historia: El nombre milanesa proviene de la ciudad italiana de Milán. Aunque, debido a la gran inmigración del Siglo XIX, se convirtió en un plato tradicional de la cocina argentina, paraguaya, uruguaya y boliviana.
Incluso, la milanesa a la napolitana no es originaria de Nápoles sino de Buenos Aires, donde fue creada en un restaurante ya desaparecido, que estaba ubicado frente al estadio Luna Park, llamado Nápoli, como el apellido de su dueño.
chegusan.jpg
Tal es el apego del argentino por este plato que en San Miguel de Tucumán se levanta una escultura, creada por el artista Sandro Pereira, que mide 2,20 metros de alto por 1.80 de ancho y está ubicada en la esquina de Mate de Luna y Pellegrini. Se trata de una réplica de la original, que fue vendida en la feria arteBA de 2001 en 10 mil dólares.
Así se celebró en Twitter el día de la milanesa:

Embed

Embed

Embed
Embed

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario